En el suelo

Ahora - Joaquin Sabina



En el suelo empiezan los vuelos más altos, en el suelo acaban. En el suelo se marcan los caminos del caminante. En el suelo se clavan los tacones de las mujeres que bailan, que andan, que aman, que sufren. En el suelo acaba la gravedad – que diría un científico – o la atracción – que diría un poeta – que la tierra impone a las cosas que no se resisten. El suelo para las caídas. El suelo asoma raíces y frutos. Entre el suelo y el cielo ocurre todo; ¿dónde pensabas ir a que te pasen cosas? El suelo me inspira pensamientos como: “nunca hice una cosa mejor que abrir un blog.” Y otros como: “estoy harto del blog este que me está llevando por caminos que no me gustan.” El suelo es así, como yo, contradictorio; claro y oscuro; dulce y salado; frío y caliente; inerte y vivo. Hasta la luna se esconde en el suelo cuando la inminencia del sol clarea el alba. Hasta el sol corre detrás de ella y nos deja pensando qué hará bajo el suelo después del arco iris horizontal con el que pinta las tardes preciosas de verano.

Aburre como yo últimamente, aunque distrae las miradas al paisaje. Quizá me apetece tirarme al suelo y que pase lo que tenga que pasar. Quizá mis manos ya no son pájaros. Las miro y reconozco mis manos de nuevo después de tanto tiempo. Quizá me inspire más cuanto menos vuele. Quizá llevaba mucho tiempo sin disfrutar de las cosas que se hacen en el suelo y lo descubrí ayer mismo. Quizá me guste más recoger los cacharros del desayuno y hacer las camas de los niños que despegarme del suelo. Quizá estoy cansado de luchar en contra de la fuerza de atracción que me pega al suelo, y necesito dejarme llevar sin pensar en nada. El descanso es el antifaz del cansado, no el deseo. Por eso me tiro al suelo como si me atracaran las palabras. Vale, vale. Vosotras ganáis. No pienso dejarme condenar por un delito de elevación del ego. Tengo los pies en el suelo. Me alimento de lo que el suelo ofrece, pero yo elijo. Me renovaré con el cauce de los ríos que hace tiempo que niego haber visto, y volveré algún día, cuando el suelo se enfríe; pero yo elijo. Que digan, que hablen, que callen; pero yo elijo. Ahora me voy a hacer el amor en el suelo. Y después, un cigarro, que es lo que más apetece después de hacer el amor. Con un cigarro me fumo el suelo, el verano, y mis tonterías. Cuando pueda vuelvo, de verdad. Pero yo elijo. Quizá en otoño, cuando las hojas crujientes no me dejen ver el suelo. Pero yo elijo. Elige tú.

38 comentarios:

Mr. TAS dijo...

el Blog sólo te lleva a donde tu quieres....

Letizia dijo...

A mí después de hacerle el amor a mi Felipín también me apetece fumar. Le acabo con los ducados al jardinero Jordi.

Besos de Princesa

Marta dijo...

Me encanta el otoño. Ya he elegido.

Besos de martes

Sylvie dijo...

La elección es lo que nos hace un poco más libres.

Sigue el camino, el que te marques en el suelo o el que sueñes por las nubes...pero ante todo...el que te haga más feliz.

Besitos.

Ps: yo elijo esperar que vuelvas.

Belén dijo...

Pues yo elijo lo que ya sabes, que me gustas y te espero, sin mas...

Suerte Anti, pro aquí estaremos, si lo elegimos :)

Besicos

Con un par de tacones dijo...

Es cierto todo lo que dices, y lo mejor es que lo dices bello, casi perfecto. No entiendo la frase que dice que el blog te lleva por caminos que no quisieras. Pero comparto la tu visión de las cosas: tanto la liberación como la exclavitud comienzan en el suelo. Y en el suelo terminan.

Un beso. Un taconazo.

elbuenaviador dijo...

En el suelo hay que estar, pero nunca olvidar que hay otros medios, otras vías, otros suelos...otros aires.

Tomar tierra, impulso, precipitarse...al final lo más rebelde de esta vida es la gravedad, esa fuerza con la que se entabla una lucha constante, un "tour de force" perpetuo. Tan perpetuo que a veces olvidamos que es omnipresente. Gran inconsciencia, porque el primer paso para perder una batalla es perder de vista (o desconsiderar al enemigo).
Te lo dice un animal aéreo.
Saludos que caen al suelo, pero bien dirigidos.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

No es en verdad el quizás un privilegio?
Un mundo de posibilidadesa abierto ante vos ,como un regalo?
no es la opción un pasaporte a la libertad
a la verdad
a aquello que te permite hacer lo que te venga en gana?
El blog también
Vos manejás los hilos
titiritero
y gracias a que te ha tocado
pudiste haber nacido títere...
te dejo un beso enorme

Svor dijo...

del suelo la humanidad y las cenizas

Eugenia dijo...

Curioso.

Cuando hablaste del suelo, inevitablemente imaginé hacer el amor ahí.

Tu eres libre, al menos en la medida en que quieras serlo. Tu elige.

Pero vuelve pronto.

Besos

manuel-tuccitano dijo...

eso es lo bueno del blog...que como no tiene suelo lo mismo lo escribes, que no, lo ensucias, lo emborronas, lo cierras, lo abres, los inauguras y encima te ahorras las copas de las vueltas y las despedidas...en fin nos vemos

Mariale divagando dijo...

Eso es lo mejor: poder elegir!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Luna :
Estoy aquí
desayunándote.
Como cuando era niña y me iba con Cronin por las siestas subida a los naranjos
y bajaba de allí al atardecer
con el alma casi ahogada de emociones
los ojos rojos y alegría o llanto
Eso me dejas
Luna
mujer
China
Y tu arte
que combinación maravillosa.
y dejaré aqui los comentarios
Quiero estar segura de que los verás
.Gracias.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Tierra de nadie:
Dios
si así pudiera ser
Si fueramos en verdad sabios
y hallaramos la ruta que nos lleve a esto
Y lloro
sabiendo que no puede ser
Que son demasiados los que hacen los muros
y muy pocos los que los tiramos abajo
y ya tenemos las manos rotas.
Jaén
me gusta Jaén
tierra de olivos y ovejitas
y gente maja.
Lo dicho.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Cierra las cortinas:
así estoy hoy
y ese deseo tengo
y me hallo detrás de las cortinas
esas que ni aún lavadas pierden lo escuchado
y riego los tiestos que están por afuera
sin que nadie me vea ni me roce el sol
y me quedo rodeada de ausencias conocidas
escribiendo
detrás-de-las-cortinas.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Pero he copiado y pegado en Word tu abre las cortinas
No para robártelo
o sí
porque es para repetirlo hoy
como una oración
que me haga salir a mirar el mundo hoy
porque siento que no hay casualidades
y que esto fue escrito para mí
No te enojes conmigo por haberlo copiado
No suelo rezar
pero hoy
domingo
necesito leer muchas veces lo que escribiste
me hará bien.
Te quiero mucho,libre antifaz
Gracias ,de nuevo

prodel dijo...

Antifaz, no está mal el andar por el suelo, si es porque tú has elegido. Espero que no sea porque los malos sentimientos hasta allí te hayan transportado. Mi ánimo a que vueles tan alto como puedas para seguir emocionándonos con tus textos. Un saludo a ritmo de 3x4.

Espero que vueles pronto.

Sureña dijo...

Haces bien en elegir...somos libres para hacerlo no?

Te esperaremos, en el suelo ó en el aire, pero te esperaremos.

Besicos

Patry dijo...

Con los pies en el suelo....todo va bien. Me gusta el otoño...esperaré que vuelvas cuando caigan las primeras hojas.
Besos.

SeñalesDeHumo dijo...

Eliges bien, pero vuelve.
En el suelo pasa de todo, por el suelo - muchas veces - estamos los humanos.
Vos escribís como los dioses! Encuentra tu cielo , disfrutalo, y regresa para compartir y contarnos.

Que vivas lo mejor!
Saluditos

María dijo...

Muchas gracias por tu visita y por dejar la huella de tus palabras en mi blog.

Me gusta mucho lo que dices en este post, te has expresado maravillosamente bien.

En cuanto a estar en el suelo, personalmente, me gusta más estar volando en el cielo soñando, que estar con los piés en el suelo y ver la realidad de muchas cosas que me hacen daño.

En cuanto al otoño, es una estación que no me agrada en absoluto, me parece muy triste por el cambio, comienzan a caerse las hojas de los árboles, es un clima un poco melancólico para mí, los días son más cortos, las noches más largas, las calles se quedan vacías... me gusta más el verano, me parece más alegre.

Encantada de estar en tu blog, volveré, como espero que tú también vuelvas al mío siempre que lo desées.

Un beso.

Eugenia dijo...

Feliz semana.

Besos

Darilea dijo...

Yo elijo esperar el regreso, hasta que decidas regresar, es tu opción la nuestra es esperarte.
Besitos Antifaz, y que el verano te llene de nuevos caminos.

Letizia dijo...

Yo ya he elegido: príncipe y palacio, es decir, volar en mis sueños proletarios.

Besos de Princesa

Palmoba dijo...

Es al final que si dejas elegir?? no pongas tus manos de nada, que sigan así, no hay subidas de ego..por que nadie iba a venir aqui?? no me gustaria esperar hasta otoño.
Eso es lo que yo elijo. Para mi.

Ahora elije tu, para ti, entre el cielo, entre suelo o en medio.
Tu elijes.

manuel rubiales dijo...

Pa quitarse el sombrero, elijo hacerlo y arojarlo al suelo, para que se fuguen las ideas perversas y los deseos truncados.
vino y besos

María dijo...

Venía a leer un nuevo post en tu blog, pero veo que tienes el mismo, aunque te dejo mi huella deseándote un feliz fin de semana.

En el suelo piso firme,
a pesar de todo me puedo caer,
lo importante es saber levantarse,
y con el fallo aprender,
pero, de nuevo, me puedo volver a caer.

Un gran beso.

mi despertar dijo...

¿Sabés???????????????????????????


SOS único.

besos

Eugenia dijo...

Haces falta.
Besos

el nombre... dijo...

Vuelvo después de muchas tempestades... y me encuentro con una elección tuya, muy respetable...
pero que no dejo de lamentar.

Bueno, elijo yo: te espero en mi primavera, que es tu otoño, en el que espero, vuelvas a elegir este suelo de los blogs.

Me quedo escuchando esa bellísima canción de Joaquín, "Ahora"

Muchos besos

Jesús dijo...

Nos vemos,
Un abrazo

borrasca que no juega dijo...

Me hiciste recordar hace muuuuuchos años que hice el amor en el suelo, me gustó...
A mí no me apetece fumar después de hacer el amor, pero a los hombres con los que he estado si, tan raro, ¿será cosa sólo del género masculino?
Vecino te espero el tiempo que haga falta, si quieees hasta subida en el tejado.

Besos

MORGANA dijo...

en la elección está la libertad, y vuela o camina, pero libre de las ataduras invisibles, son las peores.
besos, has removido mi interior.

CalidaSirena dijo...

Me encanta leerte y desde luego que esperaré tu regreso..
Besos cálidos

Euchy dijo...

Come back! ♥

Calle Quimera dijo...

Esperaremos tu regreso, Antifaz. Lo que se lleva en la sangre nunca deja de circular por las venas, aunque a veces vaya al ralentí.

Descansa, y vuelve.

Un beso enorme.

Euchy dijo...

:)

CalidaSirena dijo...

Nosotros somos los que elegimos, los que en cada momento que el destino no es caprichoso y decide por nosotros,nos deja..
Me gusta sentir el suelo bajo mis pies, pero también a veces me gusta elevarme y sentirme flotando en el infinito...soñar..
Hay momentos para hacer el amor en el suelo y otras para hacerlo en las alturas..
Besos y disfruta de lo que eliges..