Tachones


… o poema del silencio, o mariposa de sueño, o los versos muertos, o el poema 15.


Han llegado hasta mí, como traídas por el viento, unas hojas facsímile de poemas y cartas de Neruda. Después de acariciarlas como si fueran hembras, las leí, y me vi en ellas de alguna manera: en la descarga de emociones, en el nervio de la letra, en la cadencia musical, y me morí de envidia tres o cuatro veces. Luego me detuve en el poema 15. Disfruté de ciertas curiosidades como ver que el título no es “poema del silencio” sino “poema de su silencio”, como ver escrita la palabra “estoi”; y en los tachones y paréntesis me quedé pensando en el dolor. El dolor de matar un verso quizá no legítimo, un poco aturdido, o simplemente sordo por no haber sabido escuchar a la sangre antes de escribirse. Me fui a mi libreta y miré mis tachones, esos tropiezos que todos tenemos, a veces escribiendo, a veces hablando, a veces sólo por estar presente y vivo. Soy un acierto entre un montón de tachones. Aunque viendo los de Neruda, los míos, se me antojan más errores, y los suyos más aciertos. Gracias Isabelle por el regalo.


Pinchad aquí para ver la imagen ampliada. A continuación, en color rojo los versos que no están en el poema definitivo.


Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Eres tal vez del viento que cantando se aleja


Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.


Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.


Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.

No voy a interrumpirte para que calles mucho,

Y todo sea mío, tu silencio sencillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

¿Cómo callabas antes cuando eras más pequeña?

¿así se te quedaban las manos sobre el pecho?

Si tú no me lo dices tendré que preguntárselo

A tu hermano, el poeta que se fue para México.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Porque estás como en viaje, como si hubieras muerto.

Tan callada y tan pálida como si hubieras muerto.

Y como yo le tengo tanto miedo a la muerte

Después estoy alegre de que no sea cierto.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, y una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

18 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Leo lo que Neruda ha desechado y me quedo pasmado.
Bueno, supongo que eso sólo pueden hacerlo los genios.

Saludos.

pati dijo...

Ha valido la pena esta espera...

Yo te he envidiado a ti más de cuatro veces, pero no sólo por tener en tu poder esos tachones sino por tu habilidad a la hora de transmitir todas y cada una de tus sensaciones. Sólo me ha faltado olerlo...

Gracias.
Un beso :)

juliet dijo...

Casi he leído sin mirar el texto de Neruda, tú lo has trasmitido como una descarga de emoción directa a los sentidos, a todos.
Felicidades anti.
Abrazo
calma

Palmoba dijo...

Tu eres el acierto-...

A mi los tachones se me van perdiendo por el camino...y pocas veces me paro a recogerlos.

Mayte dijo...

Que bello que lo compartas...increible lo que alguien que tiene en sus manos el arte de escribir logra, suprimiendo incluso algo que sería maravilloso.

Un biko grande mi querido Antifaz. :P

manolo rubiales dijo...

Con desechos como esos bien tendría yo para iniciar toda una obra. Sólo el talento es capaz de dirimir lo que vale de lo que no, unos versos quedaron para la posteridad, los otros, para la intimidad. Asi es y debe ser el génesis de toda creación.
Un abrazo.

Darilea dijo...

Menudo logro conseguir esta joya.
Un besito Antifaz

Clara dijo...

Una prueba de que hasta los más grandes también tachaban y desechaban.
Tal vez Neruda también pensaba que sus "tachones" eran errores... así que, nunca te deshagas de los tuyos...
Un beso,

Eugenia dijo...

Que GRANDE. Es GRANDE. Es bello. Precioso. Me ENCANTA. Me llena los ojos. Un beso grande.

Eugenia dijo...

Te he dicho que ademas, me encanta como describes las cosas? Como las resaltas? Tu tambien eres GRANDE. Bacio blu

Sureña dijo...

Si he de morirme cuatro, o cinco, o veinte veces de envidia, lo haré. Porque lo que tienes en tus manos es para eso y mucho más... :)

Lo he tocado, te lo aseguro :)

Besos.

Sara dijo...

Q pasada! Estoy verde de envidia. Yo no hubiera desechado esos versos, ni uno de ellos.
Besicos.

Malena dijo...

Mi querido Caballero del Antifaz: Precioso poema el de Neruda unido a los "tachones". Veo que al final todos somos iguales. Hacemos tachones cuando escribimos porque pensamos que no expresa lo que nosotros queremos lanzar a los cuatro vientos y no pensamos que lo que omitimos tiene tanta importancia como lo que queda escrito.

Tú nunca serás un tachón, mi querido Caballero, porque tú eres auténtico.

Mil besos y mil rosas.

CalidaSirena dijo...

Geniales versos en su esplendor al completo..
Me han encantado leerlos, tienes un tesoro en tus manos..
Besos muy dulces

Alimontero dijo...

Aun me recuerdo de tu asombro cuando lo conversamos...
Sin duda que la q te lo obsequió sabía en manos de quien lo dejaba..
Maravillosa tu generosidad..
Maravilloso tu sentido de un disfrutar juno a todos, porq esto es, sin duda alguna, un regalo universal.

Los tachones te mnuestran lo humano q era ;-)

Graciasss

Ali

el nombre... dijo...

GUAU!!!
QUÉ BUEN HALLAZGO. ME IMPRESIONÓ
Coincido esta vez con el toro salvaje: cuánto de lo que desechamos es tan valioso y maravilloso a veces.
Me recuerda a algo que siempre sobrevuela mi cabezota: la virtud del error...

Cariños. Sin antifaces.

Calle Quimera dijo...

Resulta tremendamente emotiva esa página que compartes con nosotros, Antifaz, ese poema haciéndose, que, al fin y a la postre, viene a ser una perfecta metáfora de la vida: aciertos entre tachones o tachones entre aciertos, según como le vaya a cada cual.

Besos, acierto entre tachones.. :-)

Palmoba dijo...

En mi humilde opinión, me reitero-

Tu eres el acierto entre un monton de blogs que se caen de vacios.

Tus palabras son el acierto, porque de repente dicen lo que habias esbozado.

Tu eres el acierto porque aciertas a decir sin mas, con palabras claras los que otros rebuscan.