Siesta en La Mancha

Este calor de uvas, de racimos calientes,

De moscas pegajosas y perros a la sombra,

De avispas en las tejas y de niños descalzos.

Calor irrespirable, que hasta el aire me estorba.


Brisa que aplasta el llano, despeina los arbustos;

Calor inaguantable, calor casi andaluz.

Se seca la garganta, se secan las palabras.

Golondrinas que adornan los cables de la luz.



Cuando el sol se doblega por detrás del jardín

Los pájaros empiezan a acunar su silencio.

Las tapias dan más sombra que las hojas de un libro

Las palomas se arrullan y se quitan de en medio.


Y yo con mi libreta que pinto con sudores

Me voy a donde el sol no me sea tan injusto.

La sensación de sueño, de no haber dicho nada

Acompaña mis pasos hasta el fin de mi mundo.



15 comentarios:

Le chevalier mystérieux dijo...

Las vetustas Castillas... la ajada Mancha, me has transportado a esa caliza tierra, meca de todo español.
escribes de maravilla ;)

calma dijo...

Conozco bien esa sensación, estuve allí y me parece por otro lado bellísimo lugar, adornado con tus letras... más.
Un beso desde el mar

Genín dijo...

Pues justo en ese calor andaluz vivo yo, pero ahora lo saludo desde mi ventana cerrada, al fin tengo mi aire acondicionado movido con energía solar.
Ya ves, casi todo llega...
Salud

tinta negra dijo...

muy lindas letras
saludos °!

calma dijo...

Estaba cambiando la plantilla del blog y he recibido tu comentario, me ha hecho ilusión, no sabía que cuando manipulabas o escribías se podía leer y comentar.
Me gustan mucho las fotos que has subido, ni te imaginas lo que significa para mi ese lugar, piensa un poco y seguro que tú aciertas.
Molts petons y cuidat molt

RECOMENZAR dijo...

Muchacho:
maravillosos texto lleno de la pureza increible de un momento... plasmado en letras desde tus adentros.. y mientras te leo te dejo

Un beso
:)
Buen texto placer verte y leerte de nuevo
Always

Ardaire dijo...

Qué bien lo pintas , lo conozco y me ha encantado tu poema.

Alimontero dijo...

Hola mi querido señor del Antifaz...
;-)
Anteriormente dije que la pma vez que vaya a tu tierra pasaré por ahí...
A medida que te leía estaba ahí, sientiendo cada palabra tuya, con el sudor en mi piel...
cuando el sol se doblega por detras del jardín....me siento mas aliviada y feliza de haberte leído y haber tenido la sensación de haber estado ahí contigo!!

un gran abrazo... fresquito!! ;-)

Un abrazo mi querido amigo!

Ali

Princesa Letizia dijo...

Yo no soy capaz de dormir la siesta ni el La Mancha ni en Asturias. Los nervios me matan. ¿Te imaginas que Su Majestad abdicara y yo estuviera durmiendo? No podría perdonármelo jamás. Tengo que estar al loro, súbdito.

Besos de Princesa

TORO SALVAJE dijo...

Ese calor es criminal.
Hay que hacer siestas estilo Cela.
Y poca cosa más.

Saludos.

MaLena Ezcurra dijo...

Quisiera ese calor para mis días.
Inmenso texto.


Te abrazo.


M.

momo dijo...

Por diosssss
que bello escribes.
te deso un feliz verano.
y cuando eso pasé volveré a tu orilla.
un beso

V de Tierra dijo...

Donde hay mucho sol, se hace indispensable una siesta. Los paises tropicales son campeones en ello.. hoy el sol no acompaña, casi no provoca irse a la siesta. Un saludo

miralunas dijo...

con ese calor de uvas y de avispas en las tejas, igual me gustaría viajas hasta alli. en mis sueños anda siempre ese país.

qué bello escribes, cada vez!

FacuZ dijo...

Si estuviera en ese lugar, buscaria la mejor sombra para colgar mi hamaca paraguaya, y soñar.

Te mando un abrazo!

Facu.