Ángeles y demonios



A veces no se sabe distinguir entre un ángel y un demonio. Hay sonrisas angelicales que te llevan volando a un instante irrepetible, que empapan el alma de alegría y ya no la quieres estrujar. Hay diablos que parecen malos y no saben distinguir entre la maldad y la bondad; se mueven entre la ignorancia y el instinto de supervivencia. Hay presencias celestiales y ausencias infernales, y al revés. Hay niños con sabiduría de ancianos – más sabe el diablo por viejo – y abuelos con sonrisa infantil gracias, quizá, a sus palabras verdaderas.

Si te das una vuelta por el mundo encuentras de todo: políticos vestidos de ángeles con corbata que son demonios de la mentira vendiendo palabras de humo y huyendo de cualquier posibilidad de rectificar. Y curas que predican un cielo desde la puerta del infierno; los que prometen un paraíso en otra vida para asegurar en suyo en ésta; la única que hay, joder. Y esos ángeles negros a los que le ponen caras de demonios por una sentencia dictada en un juicio sin defensa; eso sí, los jueces se abren la puerta del cielo poniéndose de parte de San Pedro, ese que tanto aireaba la espada y a la hora de la verdad negó a su maestro.

Así que, ante la dificultad de valorar si ser un ángel es lo bueno, o no lo es tanto; o si ser un demonio es una condena vitalicia o una manera de saber vivir los pocos días que nos ha tocado estar aquí, voy a tomar parte. No me gusta ser neutral; de hecho creo que nadie lo es en realidad. En mi vida tengo un poco de todo: angelitos blanco y azules, suaves, sensibles, sinceros, que susurran, y diablillos ardientes con ese punto de coraje y valentía que me hacen quitarme el antifaz.

No sé. Del blanco alado al rojo con rabito y cuernos no hay tanta diferencia. Será según lo miremos. Personalmente siempre preferí el fuego del infierno; es más musical. ¿y tú?

23 comentarios:

Kt. dijo...

¿Es la única que hay?

Yo recuerdo haber vivido otra vida y recuerdo haberte conocido... Ahí no te gustaba tanto el rojo como el azul... Tu eras ángel y yo demonio con rabito y cuernos...
Yo te enseñé a probar el jugo de las pailas rojas, yo te enseñé a pecar y San Pedro te desterró...
Yo cumplí mi conjuro al diablo y por llevar un ángel al infierno pactó mi entrada al cielo...

¿Es la única que hay?...

No lo recuerdas, pedí que tu memoria olvidara... Hoy yo soy el ángel y tu eres el demonio...

Todos los que te doy y los que faltan, más ese que estás a punto de darme.


..............................

Que canción más chula! ¿Donde te las robaste pirata? jajajajjaaja

Kt. dijo...

Nene... no hace falta volver a linkearla... yo la escucho perfecta y completa, es cuestión de tu oredenador..
Déjala así.

Más besos!

EUCHY dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EUCHY dijo...

Prefiero un demonio con cara de demonio que sea demonio y quiera serlo, antes que cualquier otra modalidad... al menos no engañan.

Salvo que sean niños...esos son angelitos siempre.

;)

Besos.-

Belén dijo...

Bonita entrada... parafraseo a mae west:

"el cielo debe estar bien por el clima, pero el infierno lo prefiero por la compañía"

Pues yo me pido ser las dos cosas... me pido ser las mascaras de teatro, pero en ángel y demonio, unas veces buena buena...angelical! y otras mala mala... con cara de perra!

Ais deben ser mis hormonas... no me decido!

Besos

Manuel S dijo...

Me lo has puesto a huevo:

La puerta estaba cerrada,
la suerte junto a Dios Padre,
a su derecha sentada.
Y un ángel viejo mirando,
y encogiéndose de alas.

Y con su lira cantando,
¡ay, si esto fuera una guitarra!
con la que seguir tocando...
gaditana, gaditana...

La más bonita y galana,
divina las ganas de estarte besando.
Y con su lira cantando,
y encogiéndose de alas.

Y las mía, que de balas,
negras se fueron quedando,
Aquí me quedo tocando...
gaditana, gaditana...
la más bonita y galana,
contigo en la tierra y te sigo besando.

San Pedro estaba pescando,
la puerta estaba cerrada.

Yo quiero estar en tu reino, tu caravana de gloria.
Ser útil en tu gobierno,
de tu divina historia.
Mirar de arriba las nubes,
es todo lo que te pido.
Y valorar lo que tuve,
mientras estuve contigo.

Y ya me senté a la izquierda
de los reyes de este mundo apaleao.
Y por ser de sangre roja
y alas negras, también yo fui condenao.

No voy a sentarme a tu derecha
si tu no me das permiso.
Pero déjame caer en Cádiz,
que es la forma redentora
que yo tengo solamente
de volver al paraíso.

manuel-tuccitano dijo...

Tanto unos como otros son ángeles, unos celestiales y pelotas otros málditos y auténticos...pero yo prefiero un angel con piel de demonio que un demonio con piel de angel... de todas formas la falsedad perdurará siempre...siempre

logansanz dijo...

Ángel o demonio, e hay la cuestión pero te falto uno que es el arcángel, que es casi neutral todo dependiendo de las circunstancias, sin miedo, sin piedad, siempre de frente pero con su mano en su espada, pero con cara de ángel y actitud de demonio.

BELMAR dijo...

Te invito a una nueva morada,
a la vida de Nicolás entre gitanos...

http://elgitanoardiente.blogspot.com/

Alexis dijo...

"...todos tenemos luz y oscuridad en nuestro interior..lo que importa es lo que decidimos potenciar..."

Extraido De Harry Potter.

También hay gente de extremos buenos y malos sea por nacimiento o por haberlo potenciado, o por haberlo decidido en esta vida o tal vez...en otra .

..y yo decidi tratar de ser bueno aunque se que el malo esta ahí en la orla de mi zapato, esperando que yo lo deje entrar ..lo que pasa es que no tiene la llave y no pienso darsela...

Calle Quimera dijo...

¿Quién no tiene algo de Don Quijote y algo de Sancho Panza? ¿De femenino y masculino?¿De ángel y de diablo? La dualidad está muy presente en el ser humano, nadie tiene un encefalograma plano en estas cuestiones. Somos capaces de lo mejor y de lo peor, todo depende de las circunstancias en que nos veamos inmersos.

Seguramente no hay ángeles ni demonios que lo sean full- time... A mí me va un poquito más el azul, pero tengo que confesar que me encanta vestirme de rojo alguna que otra vez.. ;-)

besos.

El antifaz dijo...

En general preferimos ser buenos. E identificamos (lo digo por lo que habéis escrito) lo bueno con el angelito y lo malo con el demonio. Y luchar contra el malo, a veces no es tan fácil. A veces merece la pena ser demonio sin careta, y tirar pa lante.
Gracias a todos.
Besos para ellas
Abrazos para ellos.

david santos dijo...

Gran trabajo. Gracias por hacerlo y compartirlo con nosotros

cieloazzul dijo...

ahummmm
No sé...
eh conocido demonios tan dulces y ángeles tan malvados... que ya no se sabe si es realmente verdad o mentira...
lo que si sé, es que a mi me gusta tener la mitad de mi mundo pintada de azzul y la otra de rojo...
No se si eso signifique mitad cielo, mitad infierno, al caso, en ambos, habitan los angelitos;)
Mil besos!

Nosotras mismas dijo...

No me fío ni de unos, ni de otros y puestos a elegir me quedo donde me hagan reír, cielo o infierno o como se llame.

Besos.

Azul dijo...

Floto entre ambos, como eterna y hermosa ambiguedad que me llena y me destroza.

Bikos mil.

Palmoba dijo...

Nunca escuchaste; que las niñas buenas van al cielo....y las malas a todas partes!!!!!
Yo regalo el cielo.

El antifaz dijo...

David Santos: un placer que alguien como tu pase por aqui. Ya te conocía.

Cieloazzul: Lo que comenté antes. Es una especie de lucha entre dos personalidades dentro de una sola persona. El equilibrio es la perfección, aunque nunca la tenemos. Besos.

Nosotras mismas: buena filosofía... estoy seguro de que en el infierno os reiréis más.
Besos.

Palmoba: Pórtate mal y vamos donde tu quieras, pero no te prepares que ya he leido tu post. Gracias. Besos.

Blau dijo...

Hola, yo prefiero el cielo. Estar en una nube con el arpa y el trajecito blanco, el color blanco siempre me ha quedado bien, el rojo FATAL.

Un beso.

Elisa dijo...

"Dan Brown con antifaz" tanta intriga y tanto misterio en un post cortito como en una intensa novela.

Tú tomas partida, yo ya sabes lo que pienso, nadie es angel o demonio, no es el blanco o el negro, me gusta más la gama intermedia, no la mediocre, sino el amplio colorido del arco iris...la vida misma.

Un abrazo angelical, un beso diabólico.

El antifaz dijo...

BLAU: Con ese color no me extraña que prefieras el cielo. Da una vuelta por el infierno, asómate a la puerta; no está reservado el derecho de admisión.
Besos.

ELISA: Sí. Tomo partida. Muchas veces se cansa uno de dudar y tiene que elegir... si tengo que elegir, prefiero el infierno.
Besos.

plasoaris dijo...

Muchas veces no se trata de discernir que es lo bueno o lo malo, o si el cielo es tan bueno y el infierno tan malo. A veces es muchos más fácil encontrar el lugar que queremos ocupar dentro de cualquiera de ellos. Si se sabe buscar uno puede ser feliz en su infierno o en su cielo particular.

El antifaz dijo...

PLASOARIS: Totalmente de acuerdo. Es por eso que lo bueno y lo malo se mezclan, se confunden, y se senmascaran.
Saludos.