De burkas y hiyabs

Hace unos años conocimos a Rassana, una chica malaya que llegó a este lugar becada por una universidad inglesa para realizar prácticas en una empresa de aquí. Rassana es alegre, tiene un sentido del humor amplísimo, una capacidad de adaptación enorme, lleva un hiyab, es una gran trabajadora; después de mucho tiempo sin tener noticias suyas – lo último que escuché es que volvió a Malasia a trabajar en la empresa de su padre – me acordé de ella, de su mirada y de su sonrisa, de la luna malaya que hay en su cara.

Ahora estamos cuestionando que las niñas van al colegio con hiyab. Ahora nosotros decimos, que el velo musulmán es un símbolo de sumisión de la mujer ante el hombre, cuando lo que estamos queriendo decir – preguntar en CIU – es que nuestra estrechez mental no nos permite ver que la gente haga cosas diferentes a las que nosotros hacemos, porque nos gusta que todos vayan iguales, que todos hagan lo mismo, y que lo que hagan coincida con lo que a nosotros nos parece bien. Algunos llegan más lejos, y lo que realmente les gustaría es que todos tuviéramos el mismo color de piel. Se me tuesta el ánimo al sol intolerante.


Porque sí. Porque nos da la gana, todos tenemos que ser del Madrid o del Barça, todos tenemos que llevar camisas de cuadros de colores chillones porque ahora se llevan así, todos tenemos que votar al pesoe o al pepé, y todos tenemos que ser heterosexuales, a ser posible de esos que gastan bromas humillantes a las mujeres para que los otros hombres se rían (pero el velo sigue siendo discriminatorio y sexista). Muchos tabiques en la cabeza para tanta libertad en la boca.
Si tu escasez neuronal no me permite manifestar mi forma de vestir, de hablar, de sentir, no me va a quedar más remedio que defenderme y gritar en la calle que me alegro de no ser como tú. Espero que tu raza esté en peligro de extinción, yo no haré nada por mantenerla. De acuerdo en que el burka es una cárcel de tela que anula a la persona. Quitáoslo todas a la vez. El hiyab es hoy día una manifestación cultural, y para quien no sea aquí lleva mi denuncia contra el que la obliga a llevarlo si ella no quiere, ¿no llevas tú un crucifijo todo lo grande que tu bolsillo pudo pagar? El hiyab no somete a ninguna mujer que no quiera ser sometida, sino cómo iba yo a acordarme después de tanto tiempo de la sonrisa y de la profundidad de la mirada de Rassana.

13 comentarios:

Kt. dijo...

"Muchos tabiques en la cabeza para tanta libertad en la boca"
Me gustó esto.
Pués, mi incultura me hacía creer que el hiyab era obligado Anti y nunca lo he critado porque no me he detenido a pensar en el asunto... Si algo me encanta cuando te expresas, es que lo haces con conocimiento de causa:
"sino cómo iba yo a acordarme después de tanto tiempo de la sonrisa y de la profundidad de la mirada de Rassana."
Ha sentenciado con tus palabras!

Shhhhh... es mejor el silencio ante lo que se desconoce.

Besos sin el hiyab para que recuerdes la sonrisa con la que te lo doy!

manuel-tuccitano dijo...

Con permiso varias cosas...
1) yo no soy ni del Madrid ni del BarÇa.
2º)La pregunta del millón: si tu mujer fuese a cualquiera de los paises en que se usa velo y/o pañuelo..¿podrías utilizar su vestimenta habitual con total libertad?
3º) Respuesta del millón: ¡claro que no! seguro...
4º) En nuestra tolerancia hemos de basarnos para presumir de avanzados culturalmente hablando...el respeto ha de ser nuestra bandera...cada cual que use lo que le venga en gana con respeto a los demás y siempre que no lo haga obligado..

Es de constumbre en nuestra sociedad el mirar de soslayo y por encima del hombro...

Belén dijo...

Es igual de fascista obligarte a hacer algo, como obligarte a que no lo hagas... es igual...

Besos Anti!

Palmoba dijo...

A mi ante esto se me tuesta y se me agria el alma, quien dijo que es mejor que que?? Cual es la rasera correcta para medirlo?? Como no,nos acordamos del significado de respeto, que múltiples formas se nos atragantan aquí de sumisiones y machismos que son normales por que las vemos desde el nacimiento?? Tantas como las que después juzgamos de otras culturas? Que no se dañe, que no se mutile y el respeto que se respete.

Buen post, si buen post señor antifaz!!

El antifaz dijo...

Kt.: Y lo es. Hay sitios, paises, familias, donde el hombre obliga a la mujer a llevar esta prenda, y donde además, significa sumisión. Por eso, y por muchas otras cosas, me gusta el hiyab cuando la mujer que lo lleva me sonríe, y cuando en la sonrisa veo libertad. Besos Kt.

MANUEL: Pues eso. Que si alguien no piensa como yo, no vale. Abrazos.

BELEN: Es igual de fascista prohibir que imponer, los principios básicos de tantos. Besos.

PALMOBA: Si lo que sobran precisamente son jueces. Cualquiera hace un juicio sin abogado no fiscal, y dicta una sentencia que ni Pilatos... así nos va verdad?. Entre Malena y tú me estáis haciendo sentir una especie de caballero medieval (...señor Antifaz...) pero me gusta. Besos.

Patry dijo...

Estupendo post!!
Yo personalmente y como futura profesora (espero!!jaja) nunca me negaría a que una niña viniera con velo a clase ¿por qué? Por el mismo motivo por el que otros muchos niños llevan un cristo colgado en una cadena de oro que les regalaron los abuelos para su comunión.Muchos lo llevan porque quieren. También esta el tema que han mencionado por ahí arriba, es cierto, si yo voy a algún país islámico tengo que taparme la cabeza, aunque no quiera.
Mi conclusión es que todos somos tan diferentes, tenemos tantos puntos de vista diferentes y se pueden ver las cosas de tantos modos diferentes que nunca vamos a ponernos de acuerdo con nada....es imposible.
Saludos!

Letizia dijo...

Yo prefiero las diademas de diamantes.

Besos de Princesa

Letizia dijo...

Y las diademas de libertad mucho más.

Besos de Princesa

Plasoaris dijo...

Bueno la verdad es que es un tema muy delicado pero yo sigo pensando que el habito no hace al monje en ningun sentido. Me explico, nadie ha preguntado a esas mujeres si ellas se siente coartadas en su libertad, puede que muchas si pero ellas lo aceptan como parte de su cultura. En mi cultura me obligan a muchas cosas mas, un hombre sin depilar no puede entrar con las piernas descubiertas en ciertas iglesias de roma, en algunos sitios españoles te exigen llevar los hombros y piernas cubiertos para poder entrar, en fin ¿de verdad nosotros somos tan diferentes? quizas hayamos decidido evolucionar un poco mas rapido pero no creo que seamos tan diferentes.

Calle Quimera dijo...

Todo el mundo ha de ser libre de ponerse lo que quiera,eso sí,en libertad.Sin presión de padres ,religiones,etc.
Yo soy del Valencia.
Tengo una crucecita de madera,algunos budhas,cruces celtas,el bhagavad guita,los evangelios apócrifos etc.Creo que soy un hereje.....SALUD¡¡¡

El antifaz dijo...

PATRY: Exacto. Todo se puede ver desde muchos puntos de vista. Tolerar y no estar de acuerdo es más difícil. Besos profesora.

LETIZIA: Las diademas de libertad hechas con una cinta tan suave que se caen con el primer soplo del viento. Besos.

PLASOARIS: No son tan diferentes. Recuerdo la letra de un pasodoble de carnaval que comparaba el entierro de Arafat con la peregrinación al Rocío: ciegos con la religión, un millón de personas, el camino andando, lo cogieron a hombros, la gente gritaba, tiraban flores, rezaban, se peleaban... en fin, totalmente distintos. Saludos.

ETINARCADIA: Yo soy de la Real Sociedad; llevo una cruz cuando me la quito; tengo barba cuando me afeito, y melena cuando salgo de la peluquería. Pura heregía. SALUD... Sí. Salud.

Calle Quimera dijo...

Este es un tema difícil, Antifaz. En mi opinión, cualquiera debiera ser libre para ponerse lo que apetezca, siempre que no sea ofensivo para los demás, y tiene derecho a ser respetado. Tanto derecho tiene alguien a llevar hiyab como crucifijo. Eso sí, el crucifijo, la medallita del Gran Poder, son joyas que adornan. El velo no..

Hablabas de cómo la sociedad nos uniforma mentalmente, y llevas razón. Pero tus mismos argumentos son aplicables a la sociedad en que se crió Rassana... ¿Quién te asegura que esa chica sonreía tanto porque verdaderamente llevaba ese velo haciendo uso de su libertad, convencida o de ello, o porque salió de su tierra tan "catequizada" que ya no es capaz de pensar de otra manera, como os sucede a los occidentales en tantos aspectos?

En principio, ese velo es un símbolo de sumisión al hombre. ¿Realmente Rassana ocultaba lo que seguramente sería una hermosa caballera por propia convicción o porque la han educado en el principio de que una mujer debe ocultarla?

Yo desde luego respeto a quien lleva el hiyab por propia elección. Pero me pregunto hasta dónde es de verdad "propia" esa elección... Hasta dónde somos capaces de elegir en verdad libremente todos los seres humanos, que, desde que nacemos, estamos condicionados por los valores que nos impone la sociedad en que venimos a aterrizar. Eso sí, hay sociedades en que uno puede plantearse más dudas que en otras...

Besos.

El antifaz dijo...

AVALON: Cuando escribo suelo llevar la intención del que llena un vaso de agua y lo remueve. Lo pongo en la mesa cuando el agua todavía giran los remolinos. Justo en el momento en que el agua se está parando llegas tú y le das al vaso una vuelta más. Me pones las letras boca arriba... pero sigue por favor. Besos.