No me des a elegir




Al teléfono:

· Li: Zao shang hao Jose. Buenos días Jose.

· Yo: Huan ying. Ni hao ma? Bienvenido. ¿Cómo estás?

· Li: Hen hao. Ni zen me yang? Muy bien. ¿Que tal tú?

· Yo: Hao, hen hao. Xie xie. Bien. Muy bien. Gracias.

· Li: Ni xue zhong wen le? ¿Aprendiste chino?

· Yo: Wèi. Todavía no.

A partir de aquí continuamos en inglés:

* Yo: Oye, ¿funciona el Google allí?

* Li: Bueno, hace unos días que no lo he probado, ¿por qué?

* Yo: Porque recuerdo que cuando estuve allí hubo unos días que no funcionaba coincidiendo con una noticia en contra del gobierno chino en la portada del google news.

* Li: Ok. Lo probaré y te digo algo, pero…

* Yo: Mei guan xi (no importa). Es sólo porque hay mucha gente sensibilizada con la represión de vuestra policía en el Tibet.

* Li: ¿Qué pasa en el Tibet?

* Yo: ¿No sabes nada? Bueno… es largo de explicar. Te lo escribo y te lo paso por mail.

* Li: No te preocupes. No es necesario.

* Yo: Zhe shi wo de gong zuo. Es mi trabajo.

* Li: Xiexie. Zaijian. Gracias. Adios.

* Yo: Zuo mo kuai le. Zaijian. Buen fin de semana. Adios.



“No me des a elegir entre la libertad y el conocimiento aunque sea mi ignorancia la que me lleve a ella. No me des a elegir entre la libertad y mis oraciones porque son ellas las que surgen desde lo más alto de la montaña más alta que un hombre puede pisar; porque sus semillas caminan con el viento hacia lugares que no conozco, y así me gusta dejarlas volar. No me des a elegir entre la libertad y la paz porque estoy dispuesto a luchar con quien haga falta. Mi hábito de monje no es el espejo de una conciencia mansa sino de una revolución interior y constante. No me des a elegir entre la libertad y mi edad porque no tengo edad de ser reprimido por nadie. No me des a elegir entre tu tierra y la mía porque las veo iguales, ambas se clavan en mis talones mientras camino, y ambas me secan la garganta mientras me canso. No me des a elegir entre la libertad y el amor que yo estoy en paz con la naturaleza y es desde ahí desde donde amo. Yo no fabrico armas, ni produzco energía nuclear, ni he investigado con Uranio porque aprendí a amarme y así te amo también. No me des a elegir entre la libertad y el espíritu deportivo; no necesito salvar las apariencias en una ceremonia olímpica mientras siguen muriendo mis hermanos. No es deporte olímpico la invasión de otros pueblos. No me des a elegir porque elegir no puedo. Si me das a elegir, si me obligas, me elijo a mí mismo. Por eso lucho hoy, porque tu política asomada al escaparate no me deja ser yo.”

Un tibetano cualquiera.

25 comentarios:

mgqseaml dijo...

Pues me encanta como escribes (siempre que sea en castellano que si no, no me entero). Besitos

Patry dijo...

Me ha encantado.
Es injusto lo que está sucediendo, me da mucha lástima.


Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

el control de los medios es el arma perfecta para el tirano... un abrazo

Alimontero dijo...

"NO me des a elegir...porque si me obligas, me elijo a mi mismo..." porque soy YO...
Te he leído tres veces porque me ha encantado tu grito de libertad.. porque vivimos bajo sometimientos...y porque elijo, es que hoy estoy aquí leyèndote y recordándome que las cadenas me las pongo yo mismo...
Hace un tiempo que pude safarme de ellas...
un abrazo a tu corazón,

Ali **

Yayi dijo...

Hermoso post. No sólo por el grito de libertad, sino por el preocuparse por los demás. Cómo te entiendo! Si hay un sitio q me gustaría vsitar, digo visitar por conocer su cultura y vivir un tiempo, es el Tibet. He leído mucha literatura sobre el Tibet y me sorprende la sabiduría de todos ellos. Por suerte la inteligencia en el combate pued ganar hasta incluso al mayor ejército. Besos!

Mariale divagando dijo...

Bello post, habla mucho de tu sensibilidad y empatía para con el prójimo.

Sylvie dijo...

"No me des a elegir entre tu tierra y la mía porque las veo iguales, ambas se clavan en mis talones mientras camino, y ambas me secan la garganta mientras me canso"

belleza de sentimientos sin fronteras...si...pero aún así, las injusticias chinas no las vivimos en nuestra tierra.

Me encantó este post.

Besitos.

El antifaz dijo...

MGQSEAML: Te sorprenderías de lo que puedes entender en una lengua que no conoces. Cuando estuve en China captaba palabras sueltas que no sabía lo que significaban; al cabo del tiempo fui dándoles un sentido a esas palabras. La cara del que te dice habla más que la boca.
Besos.

PATRY: Sí pequeña es injusto. Es por eso que debemos poner prioridades. Los juegos olímpicos o la libertad de un pueblo... está claro. Nadie que pille tajada en esto dudaría la respuesta. Por eso se lía la que se lía.
Besos post-universitarios.

MANUEL: Llevas razón. Lo que ocurre es que, afortunadamente, cada día es más difícil controlar la información. Todo llega a cualquier parte del mundo casi en el mismo instante que está sucediendo. Recuerdo una vez que contaba en directo a Kt. lo que decían en las noticias españolas sobre Venezuela.
Un abrazo.

ALI: Cuánta razón llevas cuando dices que las cadenas nos las ponemos nosotros mismos. Hay que ser un niño, o un loco, o un borracho, esos no llevan cadenas en la lengua ni en el alma.
Besos.

YAYI: En realidad me preocupo por el Tibet, y también por la gente de China. Ellos no son culpables de la situación. Los que conozco - un puñado de ellos - sólo quieren trabajar y vivir en paz; exactamente igual que tú y yo. Los gobiernos son una imperfección imposible de mejorar, pero necesaria.
Besos.

MARIALE: Supongo que podría escribir lo mismo - o parecido - de un habitante de China que no desea que muera nadie, pero que traga con las injusticias de su gobierno porque allí la palabra protestar no tiene traducción. Fíjate que para decir protesta dicen "ti kang yi", que es algo así como estornudar.
Besos.

El antifaz dijo...

SYLVIE: Nos hemos cruzado niña sonriente. Aquí vivimos otra serie de injusticias. Los gobiernos se adaptan al pueblo que someten y nos dan un caramelo si elevamos mucho el grito en su contra. Para mí vivir aquí una injusticia o vivirla en el Tibet es igual. Supongo que podría ser tan andaluz como chino, o como valenciano. En los tres sitios me sentí bien, y me sentí mal.
Besos.

mi despertar dijo...

Bastante tiempo sin visitarte, tus escritos cada dia mejor. sos como gardel y el tango
besos

Euchy dijo...

Acostumbrarse a vivir oprimido es lo que más me temo. La indefensión aprendida.
Besos

(nos tienes pagando penitencia con la verificación de comentarios? jajaja)

lágrimas de mar dijo...

libertad es algo de lo que todos debemos disfrutar

preciosa foto

un beso

lágrimas de mar

Sureña dijo...

No puedo ELEGIR las palabras adecuadas para expresar lo que tu texto nos puede hacer sentir...

Genial...por ELEGIR sólo una...

Besos

Anónimo dijo...

A mi, si me dan a elegir, simplemente me quedo con mi paz interior, nada más y nada menos. Toda una lucha diaria.

Besos, me apetecía reengancharme.

El antifaz dijo...

MUCHA: Mirá linda, si me comparás con Gardel me visto de arrabalero; si me ponés un tango, soy capaz de aprender a bailar la mitad de lo que lo siento.
Cuando yo digo que Mucha es mucha Mucha...
Besos.

EUCHY: Lo peor de eso es que no te acostumbras. Es que piensas que vives en una pesadilla y que cualquier día te vas a despertar. Pero a tí no te va a pasar eso... si lo sabré yo, alma de caballo desbocao.
Lo siento por lo de la vefkcn de la polbra... jajajaja.
Besos.

LAGRIMAS DE MAR: Algunas veces resulta difícil, muy difícil disfrutar de la libertad. Para los pueblos así, en los tiempos que corren, lo mejor es la lucha y la publicidad.
Besos.

SUREÑA: Que exagerada eres; pareces sureña. Gracias.
Besos.

ALMUDENA: Estoy de acuerdo. La paz interior es algo que tienen bien aprendido los monjes budistas. Entrar por la puerta de un monasterio es cambiar de planeta, de forma de medir, de pesar, de hablar, de pensar... es dejarse llevar por algo que te agrada, disfrutarlo, descubrirte de nuevo, quererte... Y lo mejor de todo, sin saber por qué. Eso es la paz interior.
Bikos.

Malena dijo...

No puedo decirte nada, Antifaz. Creo que me vas conociendo poco a poco y tocando este tema mi corazón se hace más sensible porque recuerdo sus caras y sé que es un pueblo que independientemente de sus gobernantes lo único que quieren es trabajar y vivir en paz.

Besos de una dama oriental cualquiera.

Yayi dijo...

Te he dejado un regalo en mi blog. Beso!

Hot Woman dijo...

Sin libertad la vida no es vida.
Un besote.

El antifaz dijo...

MALENA: ¿te acuerdas de su capacidad para trabajar, para concentrarse en elago y hacerlo? ¿te acuerdas de su exagerada disponibilidad par ayudarte? ¿te acuerdas de su modestia sin falsedad? ¿te acuerdas? Yo no me olvido.
Besos mi dama oriental.

YAYI: Gracias pequeña. Hay algo que no me permite ver tu blog. no sé lo que pasa porque estos cacharros tienen muchísimos recobecos a los que no sé llegar. Lo intentaré más adelante.
Besos.

HOT WOMAN: Es así. Hay mucha gente que pasan por la vida en lugar de vivir, esperando no sé qué milagro que les haga despertar... a veces no llega.
Besos.

Euchy dijo...

Me gustó eso de alma de cballo dsbok-o jajajaja :)

SeñalesDeHumo dijo...

La libertad interior es el motor que te mueve desde y/o hacia lo que sea que te interese, te abre las puertas a lo desconocido para vos dandote la oportunidad de estar " in touch" con la vida misma.
Libertad es el primer paso al conocimiento.

Sigo explorando tu blog....es una belleza de ideas relatadas.
Exquisito.

Mis besitos

T S dijo...

Precioso el sonido de tus letras...
es la cancion más hermosa que he oído ...
un beso especial
ts

El antifaz dijo...

EUCHY: Caballo de esos llaneros que sin jáquima ni cordel ni silla ni fusta, no sabe a dónde ir, pero no para de trotar. Besos.

SEÑALES DE HUMO: y también la libertad interior, la de cada uno, es el primer paso hacia la libertad colectiva; esa que algunas veces parece tan imposible porque la política nos educa o maleduca de una determinada forma.
Gracias, un beso.

TS: Qué te puedo decir: que son opiniones sentimentales, o que los sentimientos son la base de mis opiniones.
Gracias, un beso.

MORGANA dijo...

Un viaje hacía la montañas del alma.

Guerreros de Luz. dijo...

Tibet libre ¡YA!.