Sin límites



A Fernando. Él nunca leerá esto.

Recuerdo mi juventud resumida en una escena que consistía en saltar la valla de la casa de unos ricos y bañarnos en la piscina aprovechando que ellos estaban de vacaciones. Cualquier cosa que hacía era probar algo nuevo, era exagerado, era un rebose de adrenalina a carcajadas, era intenso; como decimos ahora, qué fuerte. La palabra límite era un chiste para mí. Mis alas fueron creciendo alimentadas por esa ausencia de fronteras. Aquella libertad sin freno me hizo probar tantas cosas que acabé aburriéndome cuando el catálogo de las travesuras e infracciones llegó a la última página. Entonces la conocí. Todavía no sé si es una mujer, pero me cegó como ciegan las geishas a los clientes con su elegante danza.

Con ella descubrí una nueva forma de vivir. Juntos inventamos el naranja del amanecer tantas veces que ahora sólo amanece naranja en mis pensamientos, juntos pensamos que la luna era la que estaba enamorada de mí, y no yo de ella. Era mi concubina, la única que sabía de mis secretos más profundos. Me contagiaba de sus risas cuando en casa discutía con mis padres. Cuando llevaba a mi novia a dormir ella me estaba esperando detrás de la esquina. Nunca fallaba. Era fresca y era puta porque tenía que pagar para estar con ella; pero valía la pena. Me hacía quitarme el antifaz cuando conocía a gente nueva. Descubrimos otra forma de bailar, de amar sin hacer el amor. Su sabor era distinto cada día, y eso me enganchaba aun más. Ella era – me cago en mi suerte – el líquido que limpiaba mi garganta de todas las frustraciones que tenía cuando no estaba con ella. Pero ella no supo parar y yo no quise que parase.


Nos enamoramos sin control y lo he dejado todo por ella. Sólo pienso en su forma de hacerme ver las cosas, y en que cuando nos hartamos de estar juntos me entra sueño. Y al despertar vuelvo a buscarla. No tengo familia, la dejé por ella. No tengo novia, mi novia se cansó de no encontrarme. No tengo trabajo, no puedo trabajar y estar con ella. He dejado de ser una persona para ser lo que ella quiera. Si algún día me encontráis tirado en la calle no me digáis nada; sólo dadme para una botella de vino. Allí es donde la encuentro. El único sitio donde mi amanecer no se oscurece.

19 comentarios:

Euchy dijo...

Deberías hacer campaña preventiva activa con esto.. está fenomenal.
Besos

mi despertar dijo...

Bueno nos desnudamos con palabras que bello tu escrito tremendo de bueno
te dejo mis besos

T S dijo...

WOW, linda es tu alma...tienes mucho de mi, por eso me encantas!!
te invito a que conozcas CEM%EU
besitos desde la tierra del carnaval,brasil!
ts
volvere con ganas de ti..

Letizia dijo...

Estupendo. Quisiera ser yo la que te diera la botella..., pero soy abstemia cuando no me emborracho leyendo cosas tan bonitas como las que tú escribes.

Besos de Princesa

Darilea dijo...

La que trae a tu memoria el amor, te emborracha de ausencia.
Besitos Antifaz.

Malena dijo...

¿Era amor aunque pagases? Yo creo que una mezcla de amor y locura.

Sea lo que sea, me descubro ante tu escrito porque está lleno de vida.

Un beso mi caballero del Antifaz.

Kt. dijo...

.

¿Ya ves? Siempre hay algo que nos ayude a suplantar lo que no está... yo te daré para la botella, salud.

Besos Anti

Sylvie dijo...

A eso se le llama cobardía en mi idioma.

No te juzgo (no sé si hablas de ti),que cada uno es libre de encontrar la libertad del abismo de la manera que mejor le viene...

Si alguna vez nos vemos, me emborracharé contigo.

Besitos.

Lalirio dijo...

Sniffff...que final!!!!
Todo tiene su gracia en la medida que sabemos nuestra capacidad de encontrar el término adecuado...
No está ni mal ni bien la botella...y a veces...algunas veces quita sinsabores.

Besos que vienen de la adolescencia

Euchy dijo...

"Muakkkkkkk"

Eso fue un besito apretujao ♥

:)

CalidaSirena dijo...

Triste muy triste, pero realmente es así, la gente que tiene esa dependencia pierde muchas cosas por no decir todas simplemente por "ella".
Realmente es bello lo que has escrito pero dolorosamente muy cierto.
UN cálido beso

Patry dijo...

Me siento rara, porque me ha gustado mucho lo que has escrito, peor a la vez me ha dejado un sabor amargo, de tristeza.
Pero un gran relato, como todos.

Un beso.

Nais dijo...

Me ha gustado mucho tu historia. La verdad que dice mucho.
Un saludote.

http://blogs.que.es/yovotoalpp/posts dijo...

El PP traerá una niña a tu vida, amigo mío. Anímate.

Euchy dijo...

El antifaz dijo...

Hablo de alguien que conocí como un jóven alegre y que ha ido decayendo hasta reducir su mundo al alcohol.
Lleváis razón. Peroes él quien ama a su botella. Ella no le quiere, creo. Aunque hay amores que matan.

Gracias a todos por comentar.
Besos. (al del PP saludos).

Señor De la Vega dijo...

Genial antifaz,
Pura prosa cargada de etanol, de drogas que llegan y no quieren irse. Pura prosa que hemos visto muchas veces, cargada de dopamina que grita por vivir intensamente, mirando por una ventana prohibida y cuando se da cuenta, ya no mira, y solo hace el amor al marco, acercándose a un instante sin retorno.
Puro placer de encaramarme a su balcón junto a Fernando, Z+-----

Palmoba dijo...

Cuanto tiempo vivi con alguien que solo la quiso a ella???

Caida en picado mientras yo me escape y hoy cierro los ojos cuando las veo.

Ellas no quieren ser molestadas y yo perdi esa batalla.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

que cosa
sé que muchos se enojarán por esto
y que cada uno tiene derecho apensar lo que quiera
pero a veces mepregunto si la gente se detiene a LEER lo que uno escribe
Esto no es ni tuyo,ni mío,ni de un amigo,ni es boniro,ni lindito ,ni na de na
esta es la perfecta descripción de cómo se hace uno adicto,de cómo uno se enferma
de como te destruyes
y puede ser ,en vez de la botella
cualquier cosa
incluso un amor
qué fuerte.
qué fuerte.