Cada año



Se va el año, dicen, pero dónde. Le estoy buscando un sitio y creo que no se va, que se mete en un hueco del mueble de nuestras luchas contra el año, contra el día, contra el tiempo al fin y al cabo. Y el reloj sigue su curso, a un paso diferente del ritmo que nos empeñamos en marcar.


Ya estamos tropezando en buenos o malos agüeros, en profecías, adivinaciones que nada adivinan; y la aguja fina del reloj sigue: clic, clic... No me digan lo que va a pasar; no quiero saberlo. Si supiera lo que va a pasar mañana, desperdiciaría el día de hoy preparándome. Sigo buscando, enredándome en mí mismo, queriendo saber quién eres para saber quien soy yo, sigue la hierba creciendo si el sol asciende.


Tengo una meta mucho más lejana que un 31 de diciembre, infinitamente más alta, más imposible; mi meta soy yo y donde la imaginación me lleve; y por favor, que vaya ella siempre por delante de mí, que nunca la alcance. Dijo Mandela que después de haber subido una montaña muy muy alta, se dieron cuenta de que había muchas montañas más, y más altas todavía. Mi batalla es pacífica y solitaria. Pago con gusto a mi soledad porque de vez en cuando tengo el premio de una compañía. Yo no soy lo que escribo, soy lo que pienso al escribir, lo que no pienso escribir. Así derribo, sin tocarlas, las barreras que han instalado; barreras fronterizas en el espacio acotado con el pretexto de un idioma o una raza, y ahora barreras al tiempo. Pues yo no las veo; será que no me asusta que cada uno sea como es, y que no pregunto cómo sois. No es desinterés, es respeto por vuestra libertad, es un clamor por la mía. La hierba sigue creciendo a la luz de la luna.


Hay un reloj encima de la mesa indiferente a la emoción artificial de comerse doce uvas en doce segundos. Inmóvil, pero incansable. Para el nómada, continúa el camino. Para el navegante, el mar no se acaba. Para el campesino, la hierba que no se corta sigue creciendo detrás del reloj, de la mano del tiempo.



Eres un cabrón, pero no podrás conmigo. Ya me dejé vencer una vez y ahora me distraigo desordenando el orden establecido, infringiendo las leyes humanas y rompiendo las piedras donde escribieron las leyes divinas.



Soy un novato en esto de los cotillones de fin de año y un experto en dudar sobre la verdad de lo que pienso, y el estómago es un nido de mordiscos de serpiente, y la cabeza una pista de aterrizaje de agujas invisibles, y no voy a tomar pastillas para dejar de volar, ni voy a dar cursos de vuelo; plegué el antifaz como si fuera un paracaídas.


Tengo tres o cuatro verdades que a mí al menos me lo parecen: soy una mujer con el pelo de hierba recién crecida, una canción que saltó del pentagrama, un niño que ríe y llora, un vaso de cerveza siempre lleno, y poco más. Es una forma como otra cualquiera de vivir por encima del tiempo.

34 comentarios:

El antifaz dijo...

Feliz año a todos. Gracias por vuestra lectura y comentarios.
Os deseo lo mejor: que veáis lo invisible, que voléis sin alas, que vuestro bar sea vuestra iglesia, que sólo recordéis que se os olvidan las cosas.
Besos y abrazos.

María dijo...

Yo también quisiera vivir por encima del tiempo, sobre todo, no hacer caso del tiempo ni siquiera del reloj, éste que nos tiene prisioneras en los días, que no nos deja volar como quisiéramos porque dependemos del tiempo desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, que es el primero en saludarnos con su hola cantado melódico que dan ganas de tirarlo por la ventana y que es al último al que decimos buenas noches para dejar la hora puesta para el día siguiente, y así van pasando los días, los meses y los años, y ya nos queda poco para que finalice éste, esperando que el nuevo año se nos cumplan nuestros deseos, y sobre todo, realicemos nuestros propósitos.

Te deseo una feliz salida y entrada de año.

Muy bonito tu post, me ha gustado mucho, hacía bastante que no me pasaba por tu blog, y ahora en estos días menos porque ando escasa de ese tiempo que se nos escapa de entre las manos, ójala tuviéramos 48 horas en vez de 24.

Un beso.

blumun dijo...

Feliz Año. Magnifico post, te aseguro que muchos se ifentificarán con tus palabras. Yo una de tantas.
Has sido un gran descubrimiento, gracias.
Besos.

calma dijo...

Genial antifaz, genial, me pegas unos disparos al corazón y a la mente con tus letras que me dejas casi flotando, llena de sensaciones, y es que transmites chico, llegas como nadie al tuétano, y siento repetirme o parecer aduladora, pero lo digo desde el fondo de la entraña. Gracias por respetar, por escribir y por el inmenso honor que me haces cada vez que pasas por mi casa (y mira que la quiero escondidita). Iré a esas iglesias de las que hablas e intentaré celebrar y prometo hacer un brindis por tu precioso tiempo y por ti.
Un beso y buen año

calma dijo...

Qué chulo el slide...

Svor dijo...

Feliz año Antifaz!
Mi deseo (uno de ellos) es que cada año dure un poco mas.
Cuanto mayor se hace uno, el calendario anual se acota aunos simples minutos.

EUCHY dijo...

"Sigo buscando, enredándome en mí mismo, queriendo saber quién eres para saber quien soy yo"

Jodido, cuando uno no es lo que dice ser, sino lo que hace... aunque diga lo contrario.

Que sabio Mandela. (estamos preparando una video-conferencia con él que me tiene muy emocionada).

Aún me cuesta superar las barreras fronterizas en el espacio.

Por lo que escribes, se percibe desde antes que detestas el reloj jajaja.. recuerdo bien tu post del año pasado para estas fechas.

Que bueno que no se cumplió esa profecía.

Es muy útil vivir por encima del tiempo. Quisiera aprender a vivir por encima del espacio.

Me gusta, como todo lo que escribes.

Siempre supe que te gustarían los poemas de Toro. O al menos algunos.

Deja que venga él a leerte. Lo vas a atrapar.

Tienen muchas cosas en común...

entre otras, que yo los quiero mucho.

Besos y feliz año ♥

Eria.. dijo...

Yo solo vivo por encinma del tiempo en vacaciones... paradógico verdad? jajaj.
besitos varios.

TOROSALVAJE dijo...

Tiene razón Euchy.
Atrapado y cautivado.
Qué fuerza y que claridad.

Tú ya vuelas.

Saludos.

Belén dijo...

El tiempo es muy puto querido amigo, así que lo mejor es aliarse con el y dejarlo marchar siempre que esté exprimido del todo ;)

Besicos de feliz año nuevo

ЖΔЯζΔ dijo...

El tiempo es relativo.
Depende de uno y de lo que vivamos en ese momento.
Unas veces se ira muy rápido, otras sera demasiado lento el transcurrir de las horas, días y hasta años. Y en ocasiones hasta quisiéramos retroceder el pequeño segundero de nuestro reloj o quizás el de otros relojes.
Mmmmm El Señor tiempo...
Mi deseo es que Nada pase en vano y que lo vano pase de largo Como dice el viejo refrán.
Espero hayas pasado unas lindas Navidades y que tengas Un Buen Año 2009
Besos :*

Allá dijo...

puede ser que quieras quedarte entre los cables....o tras tu antifaz

puede ser que yo quiera igual que te lo quites...y aceptar que no lo hagas nunca

saludos
se disfruta leerte...

Malena dijo...

Feliz Año, Mi Caballero del antifaz. Nunca me había sentido tan identificada con tus palabras, déjame que hoy me sienta como coautora de tu post. Ya sé que es una invasión pero vengo en son de paz.Me dejas, ¿verdad? Solo un día.

Te deseo que alcances día a día las metas que te propongas. Esas metas invisibles que hacen sonreir al corazón.

Xinnián Hao.

JIe wen

Palmoba dijo...

Que no olvidemos lo leido y nos paremos en cada letra.

Que mucha gente sufriera de ese tu tiempo y ese tipo de desinteres.

Que estes de lo mejor y avances al proximo año como más quieras.

Un gran beso sr. Antifaz

Blau dijo...

Gracias, y Feliz Año! Te deseo mucha salud y que vivas el presente al máximo.

Un beso

Max Creativo dijo...

Un gran poeta dijo una vez: "Vuelvo a mi cripta, el tic-tac dicta".

Un saludo.

Sureña dijo...

Bueno, yo por si acaso te deseo Feliz Año y que éste se vaya... al mejor sitio posible :)

Besos

Alimontero dijo...

Querido señor del Antifaz...alcancéee!! ufff...llegué!!
Vengo con globos, challas y serpentina, pastel de caramelo y chocolate. Vengo al ritmo de una canción, que si bien me lo permites, dejarla sonando mientras llegan las 12:00
Me ha encantado tu posteo, como todo lo que escribes, mi señor.
La profundidad de esta frase me llevo, por favor dime que sí...."Yo no soy lo que escribo, soy lo que pienso al escribir..."
Es tan cierto mi querido lo que aquí dices acerca de Mandela...una vez que crees haber alcanzado algo...te das cuenta que es recién el comienzo de algo...y cada vez mas.. y mas...
Así es la vida, como digo en mi posteo, un verdadero camino sin senderos ni certezas...Hoy escribes como mi otro amigo que tanto quiero DEDALUS...
Algo que me hace sentido y me interpreta plenamente es "será que no me asusta que cada uno sea como es, y que no pregunto cómo sois. No es desinterés, es respeto por vuestra libertad"...
En fín, que leyéndote...me identifico contigo..."des-armar, para volver a armar"...lo que es para que SEA...
Un abrazo enorme mi querido amigo y señor del antifaz!

Ali

Azul... dijo...

Por eso el ahora es un regalo y lo llamamos "presente"

Que tu año nuevo venga lleno de lo que tú desees

Un besote!

SeñalesDeHumo dijo...

Señales de Amor y Paz
del otro lado del mar
creatividad,felicidad y más
brindo por tu Porvenir, Antifazz!

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

gracias por tu complicidad camarada, feliz tiempo venidero. Nos seguiremos leyendo, dalo por seguro. Un abrazo

Jesús dijo...

Feliz año nuevo para tí y los tuyos. No pudimos vernos por falta de tiempo no por falta de ganas.

Ese tiempo del que he decidido que este año seré más consciente: el ahora, now, maintenant....

El HOY es lo único que tengo. Qué fácil y al mismo tiempo tan duro de vivir. Tengo 365 días para intentarlo.

Un besote

mgqseaml dijo...

Me faltan datos para entender lo que has escrito pero me encanta como lo has escrito. Feliz Año y Muchos besos

Calle Quimera dijo...

Para el navegante el mar no se acaba, así es, y al fin y al cabo no somos más que navegantes sobre el mar infinito del tiempo. De poco creo que sirva oponerse a él, nos arrastrarán sus corrientes sin remedio; solo nos queda procurar ser nosotros quienes dirijamos el timón del barco, aprovechar las corrientes favorables y que siempre haya unas cuantas verdades que, como las estrellas del cielo, nos guíen en el camino.

Que a través de tu antifaz puedas ver esas verdades con claridad, y que ellas te guíen hacia el mejor de los puertos este año... Un beso enorme.

krispo dijo...

MUY FELIZ AÑO NUEVOOOOO!!!
que este año sea increible para ti y toda la gente que quieres...
hace rato no pasaba por estos lados pero HE VUELTO!!
Besotes y nos estamos leyendo
bye*

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Pues nada... que sigamos arrancando hojitas al calendario...y volar? no..mejor con los pies en el suelo ... yo prefiero que mi iglesia sea el bar... para rezar muchas birritas.. nos vemos en la siguiente parada... besos

María Narro dijo...

deseando empezar a vivir por encima del tiempo y cambiarme el tinte del pelo pa' ponermelo verde jajajajaj

¡feliz año nuevo!

AriaDna dijo...

Feliz Año Nuevo lleno de buenos deseos

Que el tiempo no ocupe todo el lugar en nuestras vidas

un beso

Malena dijo...

Pasé a saber como estabas y como te provaba el Año Nuevo.

Un beso muy grande, mi Caballero del Antifaz.

P.D/ Feliz Noche de Reyes.

Nochestrellada dijo...

ver lo invisible
volar sin alas
creo que son los mejores deseos que se pueden desear...

precioso post!

saludos

Neverknowsbest dijo...

¡Wow! ¡Qué bien escribes! Muy bonito, oye.

¿Sabes lo que me gusta de llevar un antifaz puesto? Que solo así representamos nuestra personalidad sin miedo.

DianNa_ dijo...

El tiempo no existe y podemos ser lo que más nos guste...

Besos intemporales

Sylvie dijo...

No sé si me gustó más el post o tu primer comentario...

Al tiempo creo que le ganaste hace tiempo...tus palabras siempre estarán ya por encima de él!!!

Nunca hay que prepararse para vivir...la vida nos dió el pistolazo de salida hace muchos años...ahora solo queda correr!! (y no lo digo en el sentido literal ese mío particular).

Besitos y feliz año, bonico.

Palmoba dijo...

El domingo me quede sentada en una banco de la estación esperandote, por que tu, siempre vienes los domingos.
Sigo con tu anterior post en la cabeza sonriendo al nuevo amanecer.

Un beso grande, sr Antifaz.