Cita bíblica


Aprendí a citar la Biblia a los doce años. Mi pequeña tragedia infantil encontró refugio en unos gitanos, que hace un par de vidas que no he vuelto a ver, y que me enseñaron a fumar y a tocar las palmas. Uno era “el Viento”, y otro “el Sansón”. Y aprendí a citar la Biblia porque nuestros juegos al compás del reloj lento del verano brotaban como el musgo que crecía en las piedras de una iglesia, donde un curita con la barba muy bien recortada, que jugaba al fútbol mejor que once brasileños, me atrapó con su sonrisa de verdad antes de irse a una misión a Rwanda porque no aguantaba el mamoneo eclesiástico.


Por aquel entonces, como dice la Biblia, aprendí que el pueblo de Israel había sufrido la agresión de los egipcios, y que Dios les sacó de allí hacia una nueva tierra. El Dios castigador dejó caer doce plagas sobre el pueblo opresor. El Dios legislador estableció unas leyes que escribió en piedra a las que llamó mandamientos por cojones. Y legisló todo el comportamiento de su pueblo a cambio de la liberación, incluido el comportamiento sexual que hoy día sigue vigente a pesar de que mi ceguera no está motivada por mis pajas de adolescente.


En aquel tiempo, como dice la Biblia, aprendí que Sansón, homónimo de mi amigo el gitano alegre, se enamoró de una mujer de Gaza, y rompió con sus propias manos las puertas de la ciudad para entrar a verla. Gaza está en lo que era la tierra de los filisteos. No sé desde cuando, pero allí vivían. Cuando Dios eligió a su Bush, o Sarkozy, o Aznar de turno, al que llamó Moisés, le dio, entre las innumerables leyes, instrucciones de cómo llegar a la Tierra Prometida. Esta es la cita bíblica que estoy recordando estos días:

“… debéis arrojar de delante de vosotros a todos los habitantes del país, destruir todas sus imágenes, todas sus estatuas de metal fundido, y demoler todos sus lugares altos. Poseeréis la tierra y habitaréis en ella, pues os la he dado para que la poseáis… Si no arrojáis de delante de vosotros a los habitantes del país, los que de ellos hubiereis dejado serán como espinas en vuestros ojos y como aguijones en vuestros costados, y os hostilizarán en la tierra que vais a habitar”.
Num, 33, 51-55


A mí me dice eso Dios, y le corto las patas a la mesa de su altar. Pueblo de Israel, no lleváis sesenta años oprimiendo a Palestina, lleváis muchos más.

35 comentarios:

amor dijo...

también dice "bienaventurados los que trabajan por la paz"

un abrazo

El antifaz dijo...

Ojalá lo hicieran... si hicieran lo que ahí dice...
Saludos.

Svor dijo...

Antifaz, el "probablemente dios no existe" es un llamado de alguien que lo necesita mas que nada en el mundo y tiene mucho miedo de que esa palabra (probablemente) la quiten y ya no haya duda alguna y se confirme la orfandad.
Habra que recuperar la fe que es el motor de la vida. La fe puesta en cada cosita de la vida.

Palmoba dijo...

Chapo otra vez, me descubro ante vos.

Como iba a dudarlo? quien lo iba a explicar asi?? solo el sr. Antifaz

El antifaz dijo...

SVOR: Probablemente lleves razón. Probablemente el miedo no se nos va si no nos engañamos con algo, aunque sea una vida después de esta.
A mi no me hace falta. Con esta vida tengo... probablemente.
Un beso.

PALMOBA: un beso. ... ante vos (me encantó eso).

EUCHY dijo...

Eres fulminante.

Besos

El antifaz dijo...

Eugenia: A los inventores de un Dios fulminante hay que hablarles en esos mismos términos.
Besos.

Jesús dijo...

Yo, a pesar de frases como ésta (hay otras muchas en la biblia), a pesar de Roucos, a pesar de los nostálgicos de un estado casi teocrático... siguo leyendo el evangelio, el nuevo. Y veo, y creo en la BUENA NOTICIA.

Los que hablan en nombre de Dios, ésos, en la mayoría de las ocasiones, lo manipulan. No tenemos el mismo Dios aunque se empeñen en venderlo como Verdad.

Un abrazo, amigo.

Belén dijo...

La verdad, la Biblia no es mas que la palabra de Hombre, no creo que si dios existiera, sería así de vengativo...

Besicos

El antifaz dijo...

JESUS: Estoy de acuerdo, cada uno se pone, se inventa, se construye un Dios a su medida; evidentemente Dios no puede pensar lo mismo en mi casa que en casa de un rico, y mucho menos en casa de alguien que vende armas con la etiqueta de la iglesia de su pueblo para matar a otro pueblo, a otro Dios.
Un abrazo.

BELEN: Llevas razón niña, la Biblia, Dios, y todas sus leyes están escritas e inventadas por hombres. Es un invento "diabólico" a veces.
Besicos.

calma dijo...

He leído estos días mucho sobre este tema, pero como tú lo has narrado o como has expuesto tu visión, nadie... siempre todos tus relatos tienen ese punto de originalidad tan difícil de conseguir, tú lo bordas, y siento hacerme tan pesadita con mis opiniones sobre Ud. caballero, o mejor dicho, sobre su prosa.
Estoy con Belén, Dios, el dios que sea, debe de estar a ciento y un kilómetros de lo que dice la Iglesia que lo venera, los humanitas que lían todos estos saraos.
Besos

El antifaz dijo...

Fíjate, Calma aduladora, si está lejos Dios de sus predicadores, que él se tiró a la calle como el más pobre del mundo, y los que predican la pobreza se envuelven en oro y putas de lujo (lo primero a la vista).
Un beso.

Eria.. dijo...

La cita corresponde al antiguo testamento. Se supone que con la llegada de Cristo la cosa cambia ¿no? deberia haber cambiado, si... debería haber cambiado.
Besitos varios.

El antifaz dijo...

Eria: La cosa cambia, siempre estamos cambiando. Cambiamos tanto que volvemos una y otra vez a cometer los mismos errores.
Desde que se inventó la guerra, no recuerdo a nadie que pensara que alguna de ellas sería la última. Desde que invadieron la tierra prometida, no recuerdo a nadie que dijera que el alto el fuego era definitivo.
Besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Acompaño tu texto con una cita que dijeron
"Después de todo lo que los hombres han hecho por él, Dios podría por lo menos haberse tomado la molestia de existir".Frederic Beigbeder.

Las interpretaciones dan lugar a los equívocos....saludos

RECOMENZAR dijo...

Increible tu escrito lleno de emociones y madurez de alguien que se está transformando delante de nuestros ojos

besos

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Ambas citas,la tuya tan oportuna
y la del respetado comentaristas
son invento de ellos mismos.
todo lo que està escrito lo fue hecho por la mano del hombre
de ese
el mismo que mata hoy.
Y ese credo de hoy es el que lleva a soldados judìos a masacrar niños palestinos; que quieran disfrazar este hecho no pueden,por mì pueden argumentar lo que sea.
Igual se hubo querido justificar Hiroshima en su momento como el mal que detuvo la guerra.
Ah,hijos de puta
ni siquiera tienen lo que hay que tener para definir exactamente por què pelean.
Ahora
Dios
bueno
Dios es otro tema
Y no hubo una guerra
una colonizaciòn
una parrilla asahombres
que no hubiera alguna vez levantado antes su nombre.
Mi desesperanza dice " es como el escorpiòn,està en su naturaleza"
Mi humanidad dice
esta es nuastra guerra de cada dìa.
Me gustarìa poder decir
ya no habrà otra.
Amigo
Tu post es de una justicia històrica absoluta.

Borrasca dijo...

Quienes olvidan la historia están condenados a repetirla, tienes toda la razón...

Besos borrascosos

Darilea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Darilea dijo...

Leí hace mucho el antiguo testamento, me cogío tal cabreo que todavía hoy sigo con la pataleta.
Besitos
Pd: El único Dios esta en la esperanza que tenga el ser humano de sí mismo.

TORO SALVAJE dijo...

He disfrutado tu post.
Muchísimo.
Me gusta como escribes.
Y eres muy inteligente.
Y sabes usar tu inteligencia.
La usas para la bondad.
Eso está bien.

Saludos.

El antifaz dijo...

MANUEL: Si se toma la molestia de existir, a lo mejor tenemos la suerte de que no permite que ningún niño muera en una guerra.
Un abrazo.

MUCHA: Mi "transformación" es constante, en esto llevas razón; pero con respecto a Dios y su supuesta bondad o ausencia de ella en ocasiones urgentes, mi transformación ocurrió ya hae algunos años.
Un beso.

MARIEL: Eso es que uno piensa, aunque no lo diga: Hijos de puta. No valen excusas ni argumentos. La vida es la mayor excusa para no matarse, ¿verdad?
Un beso.

BORRASCA: La raza humana es en este caso, olvidadiza. Y cuando recuerda, es rencorosa.
Un beso.

DARIlEA: Dios empieza en uno mismo, en su propia esperanza como tú dices; y se proyecta a los demás desde el interior de la persona, desde el carácter, desde las ganas de cambiar esto.
Un beso.

TORO: Si usara mis letras con malos instintos, me las tragaría. Alguna vez lo he hecho. Soy humano también. Aunque batallador, no soy guerrero.
Saludos.

EUCHY dijo...

Que bello mi Toro ♥

Clara dijo...

Creyentes o no creyentes de cualquier opción religiosa, agnósticos, ateos…, ante todo, seres humanos.
¿Dónde está la conciencia humana? ¿En que lugar se ha quedado la razón que permite tales crímenes? ¿Por qué tanto empeño en convertir el planeta en un infierno?
No lo olvidemos, vida solo hay una.

Un beso,
Clara

Tormento dijo...

Teocracias.
El gran atraso del que aparantemente algunos hemos conseguido salir.
Aparentemente, repito.

Potente post, muy lúcido.
Un beso.

sibenik dijo...

La biblia es uno de los mejores libros de ficción que he leido jamás. Lo digo en serio. Un saludo!

Manuel Rubiales dijo...

Por cosas como estas yo sigo admirando a Lucifer, el primer rebelde, el primero que le dijo a Dios, ahí te queda, picha, por ahí no paso, y lo mandó a galeras, como todo condenado que ni llora ni reza, sólo aguanta el tirón...
Un abrazo compañero

Letizia dijo...

Eres un valiente. Yo todavía no he pasado del catecismo.

Besos de Princesa

Marta dijo...

Yo iba a clase de ética y la Biblia no entraba en mi temario.

Besos de lunes

Sureña dijo...

Está genial hacer creer a la gente que todas esas cosas las dijo Dios... lo que llevan haciendo toda la vida. No sé si Dios existirá o no, pero lo que nombras no son más que palabras y actos humanos.

Besicos

El antifaz dijo...

CLARA: Tú lo dices. ¿dónde está la razón? (era una canción de la polla records). La fe no razona, sólo cría ciegos. La motivación visible es la creencia, la invisible, la oculta, es el dinero; que vale más dinero que la vida de un niño.
Un beso.

TORMENTO: No es fácil salir. Los que manejan las opiniones se ocupan de armar suficiente jaleo como para que no los olvidemos, y siempre les tengamos que tener en cuenta.
Besos.

SIBENIK: Pues sí. Es una novela como otra cualquiera, aunque muy larga.
Saludos.

MANUEL RUBIALES: Y yo. El infierno es un paraiso, verdad?
Gracias compa.

LETIZIA: Si se entera tu suegro de que no conoces lo que dice el libro gordo de Petete te quita la corona.
Besos.

MARTA: Yo iba a un colegio de curas... ya no te digo más.
Besos.

SUREÑA: Por eso que dices los creyentes se han alarmado de la foto más que del texto, y los no creyentes se han alarmado de que existan textos así.
Besos.

pati dijo...

Dicen que no todo el mundo sabe interpretar lo que la Biblia nos dice. Yo digo que sólo es un modo -más- de cubrirse las espaldas.

Te han hecho muchos elogios; poco más puedo añadir.
Me ha encantado.

Besos :)

Sylvie dijo...

Menuda puta patraña...

lo de que "la religión es el opio del pueblo", no tendrá desperdicio nunca...
pero ojala los efectos fueran los del opio únicamente!!!

Cuantas guerras han provocado los puñeteros dioses!!!!

Besitos.
Muy bueno, Antifaz...como siempre o más.

Soledad Lirica dijo...

la biblia es el perfecto libro de ciencia ficcion, por lo demas... no tengo nada que decir

El antifaz dijo...

PATI: Es verdad lo que dices; no todos saben interpretar lo que allí se dice. Este texto que cito, no tendrá una interpretación pacífica que mi torpeza y mi ateismo han cegado, no?
Un beso.

SYLVIE: Eso mismo. Es una mentira. Y como es una mentira. Por eso he escrito lo que he escrito sobre la mentira.
Besos.

SOCIEDAD LIRICA: Si. Es un cuento.
Besos.