Dame un beso

Quien me ha robado el mes de abril - Joaquín Sabina

Sí. Llamé a tu puerta veinticuatro docenas de lunas después. Ya no soy el mismo, pero soy yo. Tardas en abrir para que yo también me dé cuenta de que tú no eres tú. La reina que fuiste de la fragancia, te perfumas ahora con acidez de estómago y te vistes con el frío de la mañana; quizá por eso te encorvas, te metes en ti misma. Has echado el peso de tu soledad sobre tu espalda y ya no recuerdas de qué color es el cielo. Ya no marcas mi cara con carmín grasiento, pero sigues teniendo aquel adorno de escayola al que rompí la nariz. Tu vista se enreda en mis zapatos, como los cordones, y miras constantemente a ver si ha llovido en el salón. Tu cuerpo es un ancla vieja que no debería anclarse tan pronto. Tu pelo está igual, tintado, brillante y humilde. No hablas. Se te adivina algo en la boca, pero las palabras se dan la vuelta en la barandilla de tus labios resecos.



Aquel vientre donde me bebí el agua de tu embarazo único es ahora una puerta cóncava donde ya no podría entrar. Hemos disfrazado el ambiente para no tener que masticar la tristeza. La tristeza disfrazada de miradas cortas, las miradas disfrazadas de melancolía, la melancolía de anorexia en tu frigorífico, tu frigorífico desnudo con disfraz de amor; y el amor con antifaz de cita en neurología. Pero no hablas.



Me han dicho que deambulas por tu vida sin llegar a vivirla. Que anotas en mil papeles cosas que ni tú entiendes. Que mi hija pesa igual que pesa mi madre. Que no comes lo que compras y que no compras lo poco que te comes. Que ya no coses para las vecinas del barrio como antes cosías carcajadas de balde. Que ya no dices ni tonterías. Que ya no aprietas la mano. Que con los mismos ojos ya no miras igual. Que usas las gafas de cerca para asomarte al balcón. Que la bufanda te arrastra. Que crees que tu foto de novia es un espejo. Que no tienes lágrimas; por eso nunca te han visto llorar. Que los absueltos por cuerdos te han condenado a la locura.




“Dame un beso”. Tres palabras me lanzaste mientras soplaba en la puerta la despedida. Mis ojeras llegaron a tu frente, y vi como tu piel se abraza a tus huesos directamente. Te beso. Y en seguida te ausentas otra vez mientras me cierras la puerta. Tu ausencia delgada. Tu delgadez presente.

23 comentarios:

Letizia dijo...

Mil besos te daría con el permiso de mi Felipín.

Besos de Princesa

● ЖΔЯζΔ ● dijo...

Tuve que releerlo
Tu mama ?
Deja un aroma de tristeza :(
Si un monton de besos de una gata
andariega Pueden quitar un poquito esa tristeza
Suma los mios a los de las demas
:*

Euchy dijo...

Esto me pone muy triste.
Espero, espero -mucho- que no sea real. O al menos que no sea tu madre o una madre cercana que te afecte.

Un beso.

Malena dijo...

Se puede entender una vida expresada en simbolismos. Dos personas que hasta hace poco tiempo sabían solamente con mirarse a los ojos lo que el otro iba a decir, se encuentran frente a frente como dos desconocidos.

Como si no hubieran compartido vivencias, como si un mundo extraño los hubiese abducido, borrando todo el pasado. Ninguno puede saber qué ha pasado, quizá uno más que el otro.Hay un frío glacial en forma de rio que los separa y millones de preguntas que de momento no saben contestarse.

Mi querido Antifaz, has escrito algo que impacta, algo que si fuera real (espero que no) cambiaría por completo la vida de una persona.

Llegará el deshielo y se contestarán las preguntas, entonces el cielo se empezará a ver más claro.

Mil besos, mi siempre Caballero del Antifaz.

Yesly dijo...

Mi meta al leer tus palabras no fue entenderlas, sería demasiado subjetivo, pero si sentirlas, me han llegado al alma...

Saluditos dulces y algo suceptibles,
Yei

manuel-tuccitano dijo...

que duro lo que sientes, cuando se comprende el trasfondo de la historia, se me humedecen los ojos con tus letras, en serio, es muy duro... conozco casos semejantes... comprendo ,a mi entender, la compejidad de la mente humana... al principio no comprendía como podía el árbol repudiar a su fruto... ahora entiendo que el fruto redima al que lo engendró... un abrazo

Belén dijo...

Oye que cosa... que me ha dado mucha pena este texto,no serán paranoias mías???

Besicos

Desnuda dijo...

Te lo digo otra vez, escribes muy bien y con mucho corazón.

Jesús dijo...

El comentario de Manuel me parece excelente: redención.
Ese gesto que redime, que da sentido a toda una vida.
Ese beso que habla por todas las palabras no dichas
y esa lágrima que se escapa, rodando lentamente hacia la verdadera paz.

Un abrazo

María dijo...

¿Sólo un beso? por lo bien que escribes te mereces muchos más.

Besos y feliz comienzo de semana.

Euchy dijo...

De cualquier modo sé que el excelente padre que eres solamente puede devenir de ser un excelente hijo. Confío en que sabes qué hacer.

Un abrazo.

calma dijo...

Te doy un beso y dos y las gracias por verte de nuevo. Nunca he dejado de leerte, que lo sepas, lo tuyo son letras con alto contenido, del bueno.
Otro beso

Mr. TAS dijo...

muy bueno! realmente bien escrito, con una riqueza y creatividad que no abunda por ahí...

Sureña dijo...

Vaya, un texto con tanta realidad que me sobrepasa...

Te mando un besazo

Sylvie dijo...

ays...me dolió este post, niño...

Cuando uno sabe como es una situación, si no le gusta...lucha por cambiarla. Si esto es real, estoy segura de que algo harás por mejorar.

Besitos.

Arwen dijo...

Un beso? Te daría todos los que me pidieras si así pudiera aliviarte en algo. Refugiate en tu pluma, es única
e inolvidable.

CalidaSirena dijo...

Yo como las demás, te daría un mar de besos llenos de calidez y ternura..
Besotes

Borrasca dijo...

Que fuerte, me conmoviste y te cuento que no es frecuente que eso me pase. Confío en que sea un texto producto de tu imaginación.

Te mando un fuerte abrazo y mi cariño por siempre

mi despertar dijo...

El beso es la unión de las almas solo una serán

Te sigo y persigo
besos

Darilea dijo...

Triste beso el que separa dos almas unidas una vez por un cordón umbilical.
Besitos. muy triste relato.

SoL LuNaR dijo...

LuZ

Palmoba dijo...

Me quedo con los dedos suspendidos en el teclado y no aclaro lo que querria decirte, la fuerza de lo trasmitido al hilbanar tus palabras hoy, me ha llenado de antifaces que cuentan y otorgan, que dicen jugando al escondite.

Necesito leerlo otra vez.

Que estes bien antifaz, que estes bien.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Siempre escribes cosas que impactan
pero esta vez
describìs algo que da miedo ,miedo
Perder el control de la cabeza
olvidar todo sin darte cuenta
no reconocer a los que amàs y nunca enterarte
Una noche negra de olvido involuntario
Miedo.Eso es lo que da.
Que cosas ,no?
Este mundo da ,hoy ,màs inspiraciòn para lo tètrico que para lo luminoso.te abrazo