Eres una mierda

El señor Xianmei tiene unos 50 años pero arrastra la apariencia de un anciano de 80. Su presencia es la hipérbole de la delgadez. No hay más de tres dientes acompañando sus palabras. Sus manos parecen esculpidas en cartón piedra de trabajar toda la vida recolectando maíz y arroz en la parcela que el gobierno chino le concedió en usufructo a su padre. Acaba de llegar a la ciudad; vino a regañadientes después de que su hijo le convenciera de que con la pequeña tienda que tiene pueden vivir los dos. En la tienda hay de todo. Abres una puerta metálica y mientras se queja en su apertura deja ver paredes, techo y estantes asomados directamente al color sucio y al olor mísero de una avenida de Wuhan. De todas formas el padre aceptó estar en la ciudad sólo un tiempo para probar. Le han dicho que el gobierno va a dejar la propiedad de la tierra en manos de sus labradores, y eso le permitirá vivir mejor, ampliar el terreno quizá, y legar a su hijo Wang una herencia que le deje respirar de vez en cuando fuera de la tienda. Un día entré allí. El señor Xianmei me sonrió con su boca despoblada desde la silla que ocupa un rincón de la tienda. Compré un mechero y un llavero. Pagué 4 Yuans (40 céntimos) por las dos cosas. Huele mal, pero ellos sonríen.

Steve cogió un día su todoterreno y su familia y cambió una pequeña granja en Texas por un talón con el que empezó el alquiler del bar de la planta de motores de una fábrica de coches en Detroit. Al cabo de unos años su hijo, Little Johnny, acabó los estudios de diseño industrial y empezó a trabajar en la fábrica. Steve compró una casa nueva completando así el sueño americano. Qué asco, pero qué cómodo. Cambiaron de coche, viajaban, y se permitían ciertos lujos a la semana en ropas y restaurantes. Little Johnny iba a ser uno de los diseñadores que trabajase con nosotros en un nuevo proyecto, pero su empresa a última hora os dijo que había un cambio de planes. Por el mismo precio – eso dijeron – nos llegaron dos diseñadores de la India igual de bien preparados que Little Johnny. La fábrica cerró la puerta por escasez de ventas y el bar de la planta de motores por escasez de clientes. Steve, su mujer y Little Johnny no pudieron hacer frente a sus pagos más de dos meses. Hoy viven en la calle 3 de un descampado lleno de tiendas de campaña. A lo lejos se adivina el perfil estático de la fábrica. Las chimeneas ya no echan humo.

El gobierno de Wang Xianmei es comunista, y no le quiere. El gobierno de Little Johnny es capitalista, y no le quiere. Seas quien seas, eres una mierda, excepto si eres un banco y dejas de ganar unos cuantos miles de millones. Qué hijos de puta.

21 comentarios:

Euchy dijo...

No sé qué tiene que pasar o cómo se tienen que hacer las cosas para lograr que la gente viva como quiere. ¿Que te puedo decir yo? justamente yo..

Detesto eso de "sueño americano". Será sueño estadounidense y aún así me retuerce.


Un besote ♥ :)

Eria.. dijo...

Lo has descrito perfectamente, muy gráfico.
Besitos varios.

Palmoba dijo...

Joder!!! Sr Antifaz!! tu siempre la clavas??

Ayer alguien que me quiere y conoce mucho, me dijo tu nunca quieres hablar de politica y es con el único tema que te veo violenta..no es que no quiera, es que aunque siempre dije que soy apolitica, la realidad es que no estoy de acuerdo con nada, nada me gusta y difiero de todo.
Y si, me puse violenta y pense que La politica, los racismos y los nacionalismos son una mierda con la que tengo que vivir y despues me puse a bloguear y pense..donde esta el Antifaz que hace una semana que no se le ve?
Y me levanto por la mañana y la vuelvas a clavar.
Como siempre.

Belén dijo...

No te metas con los bancos, pobres, que son los pilares de todo lo que ves ahora, que tanta paz te ha dado... vamos

(nótese la ironía de la frase, no sea que alguien me entienda mal...)

Besicos

manuel de la rosa dijo...

Exacto, ahí tienes al remendón prestándole dinero a los bancos, el sociata amigo del capital... arrastrándose ante el yanki y antes se limpiaba las narices con la bandera...eso mismo, es UNA MIERDA... mientras tanto cerrando tiendas de las calles wuhan y machacando a los de detroit... es que no somos bancos....salud

María dijo...

Córcholis pero qué título has puesto, me has asustado jajaja.

Un beso y feliz día de domingo.

ЖΔЯζΔ dijo...

http://www.dailymotion.com/video/k4eJBI01BaL0hmHSpY

Asi son las cosas
Solo se puede tratar de cambiarlas
Besos

Euchy dijo...

Más o menos estas cosas las sentí cuando fui a Cuba. No entendía tantas cosas, pero al final del día... tampoco sé qué es mejor que qué.

Un beso, J.

Secret! dijo...

Me ha gustado tu blog .. me gustaria poder seguire pero no tenes lista de seguidores
te dejo un besote
esta muy bello :)

bardinda dijo...

En todas partes ocurre lo mismo. Bien descrito. El título muy original.

Un saludo

Secret! dijo...

hola aca me paso a decirte que muchas gracias por pasarte y por el consejo .. no voy a decirte que intento arreglar todas las cosas ahora pero las que puedo no las dejo atras .. bueno te dejo un besote .. dale te sigo :)

Malena dijo...

Había una canción flamenca antigua que decía: "Tanto tienes, tanto vales, prefiero más un marqués, que tenga caudales". Con eso creo que te lo he dicho todo, ¿verdad?

Mil besos.

manuel rubiales dijo...

Has tocado en el epicentro de esto que ahora llaman crisis, como si fuera una palabra de moda con tanta contundencia que no deja lugar a vislumbrar los adjetivos sociales que le siguen...., la tienda de campaña, la sonrisa sin dientes..., así se quemen todos los bancos.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Què hijos de puta,sì
-----------------------
Y tremendos hijos de puta somos los hipòcritas que votamos al capitalismo o nos hacemos los zurditos
mientras conducimos un autito con airbags que vale màs que nosotros.
Todos detestamos el sueño americano
pero nos encarcelamos con las hipotecas ..para tener un piso con dos cuartos de baño que con uno no alcanza
y todos los Ching Won tzè o como quieras llamarles .comunistas o no
siguen en sus contenedores en plaga frente al mundo ,y sus niños cosiendo nuestras Nikes
No habrà esperanzas
mientras LAS COSAS estèn por sobre los hombres
Aquì
y en la China
Un abrazo
compañero.

Calle Quimera dijo...

Es como lo dices, Antifaz. El capitalismo y el comunismo han fracasado estrepitosamente, y los platos rotos de esta y todas las crisis los pagan siempre los mismos. Yo siempre he sido partidaria de criticar y destruir para construir, pero... ¿qué hacemos ahora? ¿Qué podemos construir? A veces creo que la humanidad es terreno pantanoso, que nunca llegaremos a tener un sistema justo e igualitario porque nuestra propia naturaleza lo impide. Y es bien triste...

Un beso.

Sylvie dijo...

Me dijo un loco no hace mucho, hay que estar del lado de los que tienen dinero, sino, acabas hundido igual que un pobre!!!!

Qué mierda de sociedad!!!...como mueve todo el puto dinero!!!
y lo peor es ver que es así aquí y en el quinto coño!!

besitos.

Mr. TAS dijo...

joder, tal y como están las cosas, ¡¡hay que tener un cuidao!! vas tranquilo por la calle y como te descuides te venden un banco...

>by Forges<

CalidaSirena dijo...

Muy buen escrito..
Besos muy cálidos

Borrasca dijo...

Ufffffff esta crisis nos está acabando lentamente...

Besos borrascosos

mi despertar dijo...

Me dejaste sin palabras...
son las tuyas no las mias
tus palabras son hermosas... no necesitas las mías ....

besos desde éste lado de la tierra

calma dijo...

Son los putos amos y cada vez más.
Besos