Segundo regalo. La danza.



El baile es una de mis negaciones, pero ver como alguien lo ejecuta con la elegancia de un pájaro te hace soñar. A esta hora en que el sol se carga con la mochila del calor y se va. A esta hora en la que se desperezan los murciélagos de cuero negro. A esta hora en que las sábanas del acantilado se abren en gris oscuro para las gaviotas. A esta hora en que amarran los barcos de paseo y se despide el pesquero por la otra parte del muelle. A la hora en que el viento del Este sacude en la cara la sal mediterránea. Justamente a esta hora, y con la música del oleaje lunar vestida de blanco, salen ellas.


Es la danza del sueño porque buscan una roca en la que cobijarse esta noche. Es una danza ruidosa porque van cantándose una a la otra quien sabe que clase de canciones. Y desordenada porque en sus idas y venidas disfrutan de un desorden que para mí quisiera. No hay más blanco que sus alas sacadas de la espuma de la última ola. No hay más silencio que su cantar del sueño. No hay más movimiento que el ejército de gaviotas planeando a favor del viento, bajando poco a poco hasta las piedras, estirando el rubio atardecer que se oscurece el pelo e ilumina los ojos. Se termina de apagar la luz y ellas ya no están. No hay más luna que la luna de hoy, la que al menguar me guiña un ojo. No se oye nada más que la interminable cadencia de las olas. Pero eso es otro regalo. Ahora las gaviotas duermen.

22 comentarios:

Alexis dijo...

todo tiene su encanto el verlas danzar y cantar al son de la brisa y el silencio y rumor del mar cuando termina el ballet....

Kt. dijo...

Con los ojos cerrados, también puedes disfrutas la danza de los sentidos... no necesitas saber bailar.

Besos con cariño, Anti.

mi despertar dijo...

lindo escribir te dejo con un giño y sonriendo

almudena dijo...

¡Qué bonito sería poder volar como ellas y poder tener cualquier rincón del mundo al alcance de tu mano!

Me alegro de volver a encontrarte por aquí, aunque yo haya llegado con un post de retraso.

Besos mediterráneos

El antifaz dijo...

ALEXIS: El rumor del mar es el tercer regalo que me traje. Y la verdad que todo tiene el encanto que cada uno quiera ponerle. Tú y yo se lo ponemos, al menos, al mar y a sus paisajes sonoros. saludos.

Kt.: Es cierto lo que dices, pero aprenderé a bailar. Te lo aseguro.
Te dejo un beso en el reflejo del agua.

MI DESPERTAR: Gracias. Tus visitas se reciben con la alfombra roja. Besos... "muchos" besos.

ALMUDENA: ¿sabes que a veces tuve la sensación de alcanzar cualquier lugar del mundo sin mover los pies? No es facil de explicar, pero es así. Yo también me alegro de verte por aquí. El mar alicantino que traigo y el de Barcelona están a una sola ola de distancia. Ya lo verás. Besos.

Belén dijo...

Desde que estuve en UK viviendo al lado del mar, le he cogido una mania a las gaviotas que... aisss

besos

El antifaz dijo...

Estas iban a dormir... de todas formas entiendo que en otras circunstancias las gaviotas no resulten románticas; y más si son inglesas.
Besos.

Guillo dijo...

Maravilloso, el espectáculo de la naturaleza, en esta ocasión las hermosas y elegantes gaviotas con su danza nocturna despierta el alma del poeta. Lo simple se vuelve complejo con una mirada aguda, que hermoso ese baile en el cielo que da color al comienzo de la noche.

Saludos celestes y blancos

El antifaz dijo...

GUILLO: Es un placer compartir contigo la foto mediterránea que tú puedes tener allá en tu tierra cercana.
Saludos.

lágrimas de mar dijo...

maravilla vivir al lado del mar
oir el rumor de las olas
el vuelos de las gaviotas y el olor, ese olor salado que te envuelve los sentidos y te maravilla

un beso

lágrimas de mar

Con un par de tacones dijo...

Qué maravilla de texto.. qué riqueza de pensamientos. Porque las palabras pueden encajarse mejor o peor en un texto, pero lo que realmente le da riqueza, son los pensamientos que subyacen tras de ellas. Me ha encantado. Por cierto, he hecho algo para vosotros, mis compañeros en este viaje por las letras, y os espera en mi rincón. Un beso ;)

PD: ¿Por qué a veces tengo la sensación de conocer a quien hay detrás del antifaz?

Lady Ka dijo...

gracias Antifaz por pasar!!! volve cuando quieras, siempre sos bienvenido...

Calle Quimera dijo...

Puede que no sepas bailar, pero la danza sensorial que has orquestado en tu post es increíble... Demuestras que se puede bailar con la palabra, con las emociones, y ejecutar con ellas la más bella de las coreografías.

De nuevo mi admiración por esa manera de escribir tuya, Antifaz. Y un beso, alado, como la danza de tus gaviotas.

El antifaz dijo...

LAGRIMAS DE MAR: Por eso lo disfruto, porque no vivo al lado del mar, y trato de condensar en un momento la ausencia prolongada del azul infinito. Besos.

TACONES: Gracias por incluirme en tu último post. Has hecho un trabajo de alfarería uniendo con barro varias piezas de distintos colores. Precioso.
¿Por qué tienes la sensación de conocerme? Porque podría ser cualquiera de los que tú conoces, porque podríamos habernos conocido en otra vida, o porque entre las cosas que escribo y las que leo cuando oigo acercarse unos tacones, podría ser tú misma. Un beso.

LADY KA: Lo mismo digo. ¿sabés que me encanta el "sos bienvenido"? Un beso.

CALLE QUIMERA: Gracias. Las gaviotas fueron la metáfora material de las cosas que tengo bailando encima de mi cabeza. Ellas me permitieron transmitir alguna sensación. Un beso y un propósito: bailaré.

manuel-tuccitano dijo...

El mar, sus olas , sus gaviotas ..sus amaneceres..sus atardeceres...sus puestas de sol...la bruma...buen lugar de isnpiración poética...

Abrazos

logansanz dijo...

Que tendrá el mar y el romper de sus olas, que siempre nos transmite paz y relajación, tendría que haber un trocito de mar en todos sitios y para todas las personas.

Un saludo.

enciclopedista invisible dijo...

La mayoría de las gaviotas no se molesta en aprender sino las normas de vuelo más elementales: como ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas, no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar.

Kt. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kt. dijo...

Hasta aquí me trajo tu mar para dejarte un sin fin de abrazos y besos acompañados de mis buenos deseos para que tu domingo termine feliz y el comienzo de semana sea mejor.

Besos Anti (de cariño)... TQM.

El antifaz dijo...

MANUEL: Los de tierra adentro tenemos que aprovechar las visitas al mar como si fueran peregrinaciones a La Meca. Abrazos.

LOGANSANZ: Es lo que pretendo; poner un poco de sal en este sitio. Y relaja. Saludos.

ENCICLOPEDISTA INVISIBLE: Esto de publicar tus sensaciones es algo muy parecido a volar. Recuerda que el secreto para ir a algún sitio es empezar pensando que ya has llegado. Gracias por pasar por aquí. Saludos.

Kt: Gracias niña. Aprovecha esta semana que la que viene es peor seguro. Besos.

Palmoba dijo...

Claro a dormir, a descansar, que mañana tendrán que volver para llevar bajo sus alas mas sueños y esperanzas de las pupilas llenas que las observan.
Yo tambien me voy a dormir..para los sueños y las esperanzas.

Fuga dijo...

LLevo un rato trasteando por tu casa, buscaba éste post precisamente, ( me has hablado de él), es precioso, en el trayecto hasta aquí hice varias paradas, la música, el Che..., ya me gustaría saber expresarme como tú lo haces pero...hace muuuuuchos años que no escribo y las letras me huyen, me queda la opción de hablar por boca de otros, como Ángel González y tantos !!!!!

Saludos poéticos.