Revolución


Me revoluciono. Me cubro con sábanas de enfado y giro en torno a mí mismo. Me meto debajo de los atardeceres dulces y amarillos y se me pone la cara del que sale perdiendo con el sol; la cara de las niñas que quedan con las piernas colgando en el malecón de La Habana, bebiendo jugo de nostalgia y de bolero, y llorando cubitos de hielo fino para refrescar la espera del marinero que se fue con una promesa en los labios y sazonar la ignorancia de que en Cádiz hay otro rompeolas con otra niña de pelo negro brillante que suspira poemas por el mismo trotamundos de brújula rota. Me revoluciono, y para eso he tenido que entender que hay que ponerse en el lado de los que pierden, de los que necesitan algo que no depende de ellos, de los que fueron robados; desde el otro lado no hay posibilidad de revolución, porque no hay compañero que pueda firmar pactos con prepago a la luz de una sonrisa, porque las estrellas no dan euros ni dólares ni cuentas en Suiza que engordan para que otros adelgacen, porque la alfombra del campo en la noche maldice por mi boca a los malditos y amanece con trabajos para los que llevan en la frente sudor y penas y amor y ganas de revolución.


Leed esto más rápido porque no puedo yo acelerar más mi pulso. El coraje pone baldosas en la calle de la injusticia. Y te revolucionas, y te cagas en la madre que los parió. Fuma Che; enciende otro habano que tú ya eres la nube de humo de tabaco en la que me voy a convertir cuando se cumpla la profecía de una poetisa con siete años que me regala el cielo y el infierno cada día. Fuma Che; que en las cinco puntas de tu estrella veo la revolución de las palabras, y si tengo que escupir demonios lo haré, y si tengo que morir matando – como dice la canción que tiene dos orillas – aquí tengo mi fusil cargado con el viento revolucionario. Sonríe argentino, sonríe cubano. Fuma y sonríe. Hazme creer que la sangre se me sale de las venas, aunque sea mentira. Que cuando cierre los ojos sea cuando vea las cosas más claras. Son cubano y revolución: ‘pa’ mi los quiero. Vámonos.

37 comentarios:

Blau dijo...

Hola Antifaz, vaya post...yo no pienso los domingo, así que, te deseo Feliz día y dejo besitos domingueros :o)

Plasoaris dijo...

Buff camarada que revolucionario te levantaste. Quizas tuviste tu propia noche sonambula y tuviste tiempo de pensar en el debil. Estoy de acuerdo contigo en casi todo pero tambien te dire que, para mi, todo buen revolucionario tiene que saber cuando ha terminado su revolucion, cuando se ha normalizado la situacion y sobre todo cuando su trabajo termino.

Un saludo.

Kt. dijo...

Del lado de los que pierden siempre se gana más y eso lo solo lo saben los hombres inteligentes, Ganador.

Hoy te beso sabiendo lo que esconde el Antifaz.

Belén dijo...

Animo compañero!!!!

Un beso

elbuenaviador dijo...

Bueno, durante años la figura de Ernesto me acompañó como algo casi sagrado, cargada de un contenido importantísimo, muy denso, pero muy básico al mismo tiempo.

Hoy día, y dado los tiempos que corren, se ha convertido en algo casi vacío de contenido. Nos hacen ver como si su mensaje hubiera caducado (y tal vez lo haya hecho). Su figura, tan usada, tan cacareada, tan explotada...se ha convertido en un icono POP, de la talla de Andy Warhol o Audry Hepburn.

Sin embargo, ha sido estupendo recobrar el sentido que una vez tuvo la imagen de este hombre.

Lo que me ha sucedido, andando el tiempo, es que confío más en la individualidad de la gente. Es mucho más compleja, más excitante y estimulante. Seguir a dos figuras es como ponerse a la cola y seguir pautas que tú no decides, no marcas...una macabra pérdida de libertad.

Ni Bushes, ni Chés...ni Aznares ni Fideles...ni Zapatitos ni Marianitos...

A veces nos vendría muy bien hacerles recordar que no somos NI PUTAS, NI SUMISAS.

¿Seguimos volando?

Nosotras mismas dijo...

Qué revolución!!!!, veo en este post.

saludos.

Pepe Dólar dijo...

Yo también me revoluciono, pero no fumo porque me niego a contribuir al capitalismo. Hay que consumir poco. Just in time como dicen los empresarios que se enriquecen enviciándonos con el consumismo que nos hace pobres.

Saludos comunistas

Carmen dijo...

Querido Antifaz!!. Este es de mis preferidos porque la figura del Ché me toca muy de cerca y las revoluciones también.
Me gusta mucho leer a Zoe Valdés, es una periodista exiliada cubana que ahora vive en parís. Una vez publicó este artículo sobre el Ché. http://www.cubaliberal.org/opinion/050721-laslocasyelche.htm.
Todos los viernes en el matutino revolucionario de mis diferentes escuelas me obligaban a gritar: Pioneros por el comunismo, seremos como el Ché. Qué absurdo todo.
Besos y gracias

Una nueva lectora dijo...

besos, LUCIA CLARO

Carmen dijo...

Uf!!! no he podido dejar de escuchar mi habanera preferida "Habaneras de Cádiz". En mi casa no falta el fin de semana.
Traté de bajarte midi pero no he podido. De todas formas lo comparto. http://www.antonioburgos.com/coplas/cano/cophabcadiz.html

Malena dijo...

Aquí se queda la clara, la entrañable transparencia, de tu querida presencia, comandante "Che" Guevara. Un beso, Antifaz.

Con un par de tacones dijo...

Bueno, bueno, qué energía ¿canalizada? descubro en tu relato..

La revolución es a veces difícil de describir. A veces se hace haciendo ruido. A veces, en silencio. Pero siempre se terminan viendo las cosas más claras con los ojos cerrados. O provistos de nuestro habitual antifaz..

logansanz dijo...

La revolución es sólo un sueño y una gran mentira, porque es quitarle el poder a uno para dárselo a otro, siempre acompañado por violencia y ambición.

Los débiles siempre serán débiles y aunque se unan siempre terminan perdiendo.

enciclopedista invisible dijo...

Fui a Las Ventas, a ver a Gloria Estefan, estuvo espléndida, resplandeciente....como tú.
Pásame puro,que te dibujo una bandera.

El antifaz dijo...

BLAU: Yo tampoco pienso los domingos, ni los lunes, ni los martes.... Por cierto, el paseo por Barcelona lo daré mañana por la tarde. Besos... Si sigues ahí nos podremos ver alguna vez.

PLASOARIS: La revolución nunca acaba, y siempre empieza. Nos reinventamos cada día. El sabor debe ser diferente al de ayer. Distinto, mejor, nuevo, revolucionario. Saludos.

KT: Eso. Tu y yo perdemos... pero ya ganaremos. Un beso.

BELEN: Gracias por los ánimos. Supongo que te pareció que los necesitaba. Un beso.

BUEN AVIADOR: Supongo que la moda la pongo yo en mi cabeza y tú en la tuya. Llevas razón en que no es bueno idolatrar a alguien; supongo que es mejor coger lo que te gusta de cada uno y dejar el resto. Por su puesto que seguimos volando... ya verás. Besos aéreos.

NOSOTRAS MISMAS: Y lo que vendrá detrás de esta. Gracias por venir.

PEPE DOLAR: Me encanta tu postura (respecto al capitalismo, claro). Yo fumo porque... no lo sé. Porque mi padre me deja, supongo. Gracias por pasar. Saludos comunistas.

CARMEN: Es normal. A mi me pasó otra cosa parecida con Franco en el colegio de los curas. Te entiendo. El artículo es... curioso. Las habaneras de Cádiz una delicia, y Antonio Burgos... pregunta al buen aviador que es alérgico a los gatos. Un beso cubanita.

LUCIA: A lot of kisses for you too.

MALENA: Hasta en China lo conocen eh? Un beso.

TACONES: Exacto. Veo mejor con el antifaz. Pero cuando esto estalle me lo quitaré. Un beso.

LOGANSANZ: LA revolución debe hacerla cada uno a su manera. Es por eso que hay que ponerse de parte de los débiles, para que perdiendo incluso, se sepa quien es cada uno y qué condición humana usan. Saludos.

ENCICLOPEDISTA: Dibújame un libro de esos que al azar responden preguntas. ¿te revolucionas? Un beso.

mi despertar dijo...

Guauuuuuuuuuuuuu que bueno!! me saco el sombrero.

Guillo dijo...

Cuantos recuerdos, la revolución y el Che. Todavía tengo el póster con la foto más famosa en mi habitación y pensar que un asesino es más famoso y conocido que cientos de "anónimos" que dan la vida a favor de los valores y la libertad. Como Jesús tuvo que morir en manos de la gente más idiota y rodeado de "mierdas".
En las vidas y en lo diario hay pequeñas y grandes revoluciones internas que hacen cambiar el entorno así que bien por la revolución y a emprender el viaje!

Hasta la victoria, siempre

Eugenia dijo...

ay dios... para mi eso tiene un gran parecido con la triste realidad de mi pais... pero bueeh...
ya me pusiste a pensar otra vez!!
bsos

enciclopedista invisible dijo...

Siempre

El antifaz dijo...

Niña de los libros: Con una sola palabra me has dicho tanto. Un beso.

El antifaz dijo...

MI DESPERTAR: La revolución es abrir los ojos cada mañana de una forma nueva. Pensar en uno mismo y conseguir lo que se quiere. La revolución es DESPERTAR. Besos.

GUILLO: Gracias. Siempre; hasta la victoria final. Saludos.

EUGENIA: ¿Qué te puedo contestar para que no pienses que la revolución no se impone? ¿Qué te puedo decir para que veas que cada uno debe hacer la suya? Lo que se vive en tu pais no es una revolución; es un traspaso abusivo de poder. La revolución es libertad. He dicho. Un beso. Gracias por comentar.

Kt. dijo...

Muy exacta la respuesta que le has dado a Eugenia... pues, estoy segura que como yo ella también sabe que tienes razón pero, acá el panorama es otro, la ideoligía que están venciendo y la que muchos están comprando a conveniencia es otra.

Besos Anti (de cariño),

Pd: Hoy quiero verme en el espejo de tus palabras y apoyarme en la energía de mi paisana y amiga Eugenia.

manuel-tuccitano dijo...

Lo bueno de la revolución e s el cambio, la rotutura ce cánones y la ruptura con el el poder dominante...lo malo del revolucionario es que al final puede convertirse en el opresor...y ser más intolerante que los exfumadores...
"He nacido en la Argentina; no es un secreto para nadie. Soy cubano y también soy argentino y, si no se ofenden las ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie." Estas son sus palabras revolución pura...
Abrazos...nos vemos...y seguimos nuetra revolución "en el Rancho".

akuanauta dijo...

lo que más me gusto de ti es tu forma de expresarte.

buena respuesta, si eso podria ser un meme

Eugenia dijo...

epa anti... tienes mucha razon, es casi nuestra realidad con palabras coherentes... y mi kt... pos apoyese en mi.. soy buen baston... y siempre a la orden... bsos... se le extraña!!

Calle Quimera dijo...

¿Sabes lo malo de la mayoría de las revoluciones? Que cuando una termina con éxito casi siempre se necesita que venga otra detrás a cortar los desmanes que acarrea la primera... Desgraciadamente Suramérica es una buena muestra de ello. Se convierten en numerosas ocasiones en un "quítate tú para ponerme yo"...

Creo más en la revolución callada del individuo que con su ejemplo demuestra en el día a día que es posible un mundo mejor precisamente porque es posible que el ser humano, pilar de toda sociedad, sea también mejor.

Conste que siempre he sido una rendida admiradora del Ché... Y ahora de la belleza de tus textos.

Besos, Antifaz.

Palmoba dijo...

Los que pierden, esos son los que viven, siempre.
Y aunque emblematica, la figura del che se me ahueco.demasiado tiempo con demasiados nadas.
Me gusta más que fumen con o sin revolucion las figuras de mi gente, cuando cada diciembre vuelvo a pisar el malecon.
Que estemos todos bien.

Con un par de tacones dijo...

No pierdas demasiadas energías en tu particular revolución. Energías hay que emplear, sí, pero las justas para que esa revolución te permita seguir adelante, sin quedarte fijado en un solo objetivo.

Buen fin de semana!

El antifaz dijo...

Kt.: Vale Kt. Como casi siempre; hablo de mí; de mi revlución personal. La política revolucionaria o estacionaria no me resulta primordial para seguir adelante. Besos espejo.

MANUEL: Estuve a punto de colocar esa frase en el post. Y es que efectivamente, no me siento ciudadano etiquetado con ninguna patria... creo que, según las circunstancias, podría ser de cualquier nación. Recuerdo China. Abrazos cercanos... abra el grifo.

AKUANAUTA: Es un placer hablar con amigos como tú. Para lo que necesites aquí estoy. Para tí, sin antifaz. La gente de tu edad no lo lleva. Saludos.

EUGENIA: Gracias. Te debo una visita. El tiempo que no se estira como yo quisiera, no me deja hacerla; pero la haré. Besos.

CALLE QUIMERA: Es eso. La revolución es personal; cada uno debe hacerla por sí mismo. Y también es constante; no hay una objetivo final. Cuando llegas al horizonte al que llegaba tu vista, te encuentras uno nuevo siempre. Gracias. Yo admiro tu calle, vecina. Besos.

PALMOBA: Eso. Que estemos todos bien. Ganar debe ser muy bonito. No sé por qué, pero prefiero perder. Espabila más. Besos.

TACONES: Energías... cuando te planteas algo pones todo el corazón en ello. Si te quedas en el camino, merece la pena hacerlo mientras luchas. Besos.

EUCHY dijo...

Si necesitas apoyo, te mando besos y buenas energías.

Sabes a quien vi ayer con mis ojos? A esa niña habanera con los piecitos colgados en el malecón.. Me senté con ella y compartí su añoranza.

Ellos no pierden la fe, y yo tampoco.

Besos

la pequeña tortuga dijo...

Impresionante texto.

Lo que más rabia me da es que no se me haya ocurrido a mí.

Fantástico de verdad, te felicito.

Un beso de la tortuga

Darilea dijo...

Hay enfados más que justificados y el tuyo lo es.
Te dejo un beso :-)

manuel-tuccitano dijo...

sentirse apatrida no se...creo que eso no existe....el antifaz en el correo.

El antifaz dijo...

EUCHY: ¿sabes a quien he visto hoy? A la otra. A la que hay en Cádiz. Si miraste al mar en ese momento podrías haber visto un antifaz navegando. un beso.

LA PEQUEÑA TORTUGA: Digamos que se te ocurrió a tí, aunque lo escribiera yo. Me encantan las tortuas. Te debo una visita. Besos.

DARILEA: ¿me viste enfadado?Supongo que si. Que si no te enfadas, acabas no haciendo nada; y mucho menos una revolución. Besos.

MANUEL: Si existe la palabra apátrida es porque algunos la necesitamos para decir nuestro nombre. Abrazos sin cerveza.

Alexis dijo...

hay quien se viste de revolución para entronizarse en el poder y machacar al pueblo.

El antifaz dijo...

ALEXIS: Eso no es una revolución; lo que yo propongo es personal. Que cada uno se revolucione a sí mismo. Así nunca habrá un cobarde que tenga la valentía de entronizarse en el poder y machacar a ningún pueblo.
Saludos.

Escéptico dijo...

La derecha ganó la guerra fría. Y perdió la mediática. Un asesino homófobo, por la oportunidad de morir en el momento adecuado, y por la casualidad que generó una fotografía, encumbrados al limbo de los ecuánimes, de los libertarios, de los salvadores.