12 cuentos con premio

Acerca del libro de Jesús Tíscar y de su presentación.

Anda que no hace tiempo que no voy a misa. Desde que un día que en la boda de mi prima me tocó leer un papel que al final no leí porque el que oficiaba se le metió en los cojones que allí había que leer lo que el libro decía. Anda que no hace tiempo que no me la cascaba a gusto.

Pues el otro día fui a misa. Bueno hace ya tiempo (a principios de verano), pero no lo he querido contar antes de leer el evangelio que me dieron a la salida, con dedicatoria y abrazo del reverendo Tíscar incluido. La misa estuvo muy bonica. Este cura es que me despierta lo más castizo que tengo, casi siempre durmiendo a la sombra de un olivo. Empezó hablando una especie de obispo cultural saliente del cargo, Marcelino Sánchez, que cambiaba la sotana de Diputación por la de monaguillo mayor de Úbeda. Lo que pasa es que los obispos son lo más parecido a los políticos que hay. Dijo lo que tenía que decir, sin sacar los pies del plato y sin pedir perdón al Señor por las faltas cometidas, que es lo primero que se hace cuando se dice una misa.
Luego habló el padre José Román, que estuvo explicando las cualidades del evangelista Lagártico al que hoy dedicábamos esta oración. Ya decía yo que estas escrituras eran 12 cuentos como 12 apóstoles. Y el padre José Román rezó por el “sacramento de la lectura, fruto de tu vientre, Jesús.” Entre sus oraciones, pá decir que Jesús Tíscar tiene corazón – detrás de las gafas, o debajo de la calva, o encima del boli, o yo que sé – dijo que a él: “el Tíscar no se la empina”. Y ahí empecé yo a cruzarme de piernas y a hacer cosas imposibles con el cuerpo en la butaca. No es sólo que me salga lo jaenero con este chaval, que me lleva unos meses (años luz en literatura); es que además lo disfruto.

Jesús habló un rato – leyó más que otra cosa – de una tal Ernesta que me dejó pensando de bragueta para abajo; y del calor de Poblalánguida. Y me vi a mí mismo quitándole cigarros a mi padre… Leed el libro; que yo desde la última vez que fui a misa no me lo pasaba tan bien. Una de las epístolas titulada “Las pajas” me metió la pena en mi alma tonta y adulta porque el tiempo pasa demasiado deprisa. Llevaos el rollo de papel de cocina, que es muy bueno para limpiar los cristales del coche, y para otras cosas.

15 comentarios:

Kt. dijo...

Con tu criterio de por medio, seguro que te obedezco y lo leo.

Besos Anti (de cariño)

Con un par de tacones dijo...

Supongo que haber estudiado en un colegio de monjas y mi personalidad inconformista me han llevado a un anticlericalismo de convicción como la copa de un pino. O sea, que todo lo que tenga que ver con una sotana, alzacuellos o personaje pretendiendo "perdonarme" mis pecados en virtud de no-se-que facultad divina, me lo paso por las tapas de mis tacones :)

PD: ¿quién presupone en base a qué que mis conductas son pecados? ¿Y en base a qué alguien da por sentado que quiero que se me perdonen?

Lo mejor es ser respetuoso con los demás y consecuente consigo mismo.

Besos!

enciclopedista invisible dijo...

y qué bonito es Ubeda...
El Salvador, Santa María, el Hospital de Santiago..la plaza del Ayuntamiento... su Semana Santa.. todavía recuerdo la Casa con su patio, tan blanca ella... de mi tía..

sí, tengo que volver.

Jesús Tíscar Jandra. dijo...

Agradecido, señor Antifaz. Usted, siempre con sus cosas... Tenga cuidado, porque aquí crucifican por no besarle el anillo al obisporro.
Y en realidad, yo ya tampoco me la empino...

Belén dijo...

La ultima vez que estuve en una misa, estaba con una niña de mis amigos entreteniéndome, me giré y vi una foto del tipo del opus dei en un alta...vaya escalofrío recorrió mi espalda!!!!!

Besos!!!

:)))))))))))

calma dijo...

Creí que te habías olvidado de mí-
Que lo pases bien en Barcelona.
Saludos

Angie dijo...

La última vez que fui a misa, también lo pasé bastante bien.. y realmente fue una lástima porque era un funeral.. preo nos dio ese no se qué de la risa tonta y no había manera de parar..
por lo demás, estoy totalmente de acuerdo con un par de tacones.. bendita educación monjil..

besos!!

Malena dijo...

Tiene que ser interesante, Antifaz. Lo pondré en la lista de los "comprables". ¿Por qué cuando te leo, me sale la canción que cantaba Paco Ibañez? Andaluces de Jaén, aceituneros altivos... Sigo insistiendo en que me gustaría ver tu mirada. Besos.

Eugenia dijo...

pos... pos... hay muchas palabras que no entendi... pero bien... sera ke busco el libro... le preguntare al sacerdte a ver si lo tiene... bsos!!

Darilea dijo...

Mira me lo apunto y lo leo ya te comentaré. :-)) Besitoss

El antifaz dijo...

Por si hay alguien de fuera: Lo relatado en este post es la presentación de un libro, y el escritor no es cura, gracias a Dios. Es decir, que como pecador que soy, no fui a misa.

Kt: Te gustaría leerlo. Un beso.

TACONES: Yo estudié en un colegio de curas. Y abrí los ojos gracias a su enseñanza represora (ya había muerto el viejo).

ENCICLOPEDISTA INVISIBLE: Cierto. Úbeda es un tesoro en una isla desierta. No mucha gente tienen el mapa del tesoro en este caso.

JESUS TISCAR: Gracias padre Tíscar por la Biblia y por la dedicatoria. Supongo que debería confesarme. Escríbame otro libro como penitencia. Un abrazo.

BELEN: Que susto verdad? Un tío del Opus ahí en plan arcángel de la Verdad absoluta... que asco, por dios.

CALMA: Nunca me olvido de tí. Si no llego más a verte es porque no tengo tiempo. Barcelona está preciosa, pero estaba nublado y no se asomó la luna llena. Aparte de eso, perfecto. Besos.

ANGIE: Otra escarmentada de los religiosos no? Somos muchos. Gracias por comentar. Y no te rías en los entierros niña. Se rie uno en los bautizoa y eso. Un beso.

MALENA: Te sale la canción porque a mí me gusta, sino me gustara te saldría algo de música tradicional china, que también me gusta. Mi mirada... la verás. Besos.

EUGENIA: Hay cosas que los sacerdotes no saben explicar... o si? Mejor pregunta a alguien sin hábito. Gracias por comentar. Besos.

DARILEA: Vale. Verás como te gusta. Besos.

Calle Quimera dijo...

Con semejante reseña, ¿quién se resiste a la tentación de buscar ese libro? ¡¡Uys!! ¿He dicho "tentación"? Seguro que tengo que ir a confesar... ¿Te han dicho que está muy feo provocar tentaciones? Tendrás que confearte tú también por eso.. :-)

Besos, Antifaz tentador.

El antifaz dijo...

CALLE QUIMERA: La verdad es que el muchacho engancha; coge el lenguaje directamente de la boca de sus personajes, por eso es tentador; porque en la vida, en la calle, en privado, somos asi.
Ya me gustaría a mi provocar tentaciones, y hasta tentar la provocación.
Besos.

Palmoba dijo...

jajaja, me lo leere, me lo leere, para refrescar cosas, para reir que es sano!!

El antifaz dijo...

PALMOBA: Hazlo a solas.... leerlo, claro. Un beso.