La Luna

Este artículo fue publicado en "Día a día" en Agosto de 2006 durante uno de mis viajes a China.


Una milenaria leyenda china habla de cómo una mujer fue desterrada a vivir en la cara oculta de la luna. Era esposa de Hou Yi, un personaje mitológico que derribó con sus flechas nueve de los diez soles que existían en su tiempo, consiguiendo como premio un remedio capaz de hacerlo inmortal; pero la dama, conocida con el nombre Change, lo probó a espaldas de él, y como castigo, despegó de la Tierra volando hasta la luna y se quedó allí para siempre. Antiquísima metáfora de la curiosidad de la mujer y de la prepotencia del hombre.

Desde siempre, muchos poetas, bohemios y locos se han visto hipnotizados por la claridad y el misterio que la luna ofrece; de tal manera que nos hemos enamorado con y de ella, y damos en herencia a la siguiente generación nuestra lunática devoción. ¿qué tiene la luna que hasta la más guapa que conozco, con sólo tres añitos me preguntaba por ella? “Mira papá que bonita está la luna hoy”… “La luna es como tú niña, siempre está bonita”. Calurosa y malvada luna de verano, que no dejas dormir a los amantes cuando están juntos, y no les dejas soñar cuando están lejos. Luna rodeada de estrellas, que son tus adornos; rodeada de nubes, que son tus vestidos. Luna que te coronas de círculos de luz para mandarnos mensajes de alegría, de esperanza, de misterio. Luna que mueves el mar, la otra inspiración de los poetas. Luna que haces de partera cuando nace un niño, que eres la vela cuando muere un viejo. Luna que te vas y te vienes jugando con mis anhelos, con mis ánimos, con mis sueños. Luna tímida y coqueta, que sin parar de hablarme, me escondes la cara cuando te vas a lavarte el pelo antes de tu fin de semana, y me obligas a imaginar tu sonrisa… déjame verla el lunes de tu calendario. Brújula del caminante; única luz del noctámbulo, novia del soñador, inspiración de mil leyendas. Luna perenne, dame tu secreto para no envejecer y poder así quedarme contigo más años de los que mi cabeza pueda soportar. Luna lunera, la de las canciones. Luna clara que estás tan cerca y tan inalcanzable. Eterna luna, ¿no será eso lo que busco en ti? ¿la eternidad imposible? Luna femenina, ¿no serás tú la costilla que me falta? ¿no serás la que me hace respirar cada día? ¿la que me regaló un anillo en forma de eclipse de luna? Luna redonda, que eres la misma siempre, en Pekín y en París. Luna graciosa, que eres la misma siempre, desde Change hasta mi niña.

5 comentarios:

Kt. dijo...

...(suspiros)...

Hola anti (de cariño), que me has hecho acordar esos días sentadita en la arena de la playa con el sonido del mar y un enamorado invitándome a enamorarme mientras la luna nos miraba.... Redondita, blanquita, clarita... (suspiros)...

Besos muchos con cariño!

Elisa dijo...

Me gustó ayer, me gustó hoy. Me dejó sin palabras ayer, me dejó sin palabras hoy nuevamente. Desde la perspectiva de ayer, desde la de hoy.

No te puedo decir más...

¿Me habrá hechizado la luna con tus palabras o tus palabras sobre la luna?

Un besillo.

Víctor dijo...

Precioso retrato de la luna. Mil imágenes jamás valdrán mas que tus palabras.

El antifaz dijo...

Kt.: Niña que suerte tienen algunos de enamorarte en la playa bajo la luna blanquita. Besos desde Barcelona. Hoy la luna mediterránea se acuerda de tí.

Elisa: ¿quién me regalo un anillo en forma de eclipse de luna? Un eclipse es un juego amoroso verdad que si? Yo no soy hechicero ni mucho menos. Jajaja !!!
Un beso.

VICTOR: Palabras las tuyas. ¿qué te contesto yo ahora? Gracias. Vuelve.

Kt. dijo...

Hola Anti (de cariño)

Suerte yo de conseguir un enamorado por aquellos días...

Besos familiares!