Me alegro

No tengo últimamente muchos motivos de alegría. Pero hoy me alegro de algo. Me alegro de que nadie hable ya de ETA, aunque siga extorsionando, o dudando, como un cowboy, si va a colgar las pistolas antes de jugar la partida de póquer de la paz. Y me alegro enormemente de que la niña segunda de la Leti, coronada y de glóbulos azules llena, no haya ocupado tanto espacio como en su día ocupó la hermanita, o Froilancito, o la saga clónica de urdangarines; la verdad, todavía no sé si tiene el puntito Borbón, necesario para deslizar el tacatá por los pasillos de palacio, o es más asturiana que la leche del cartón del prica. Ni me importa; por eso me alegro. Y me alegro – no se vayan todavía – de que ya no echemos cuenta al cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo en la bahía de Cádiz; eso de manifestarse todos los días llega a resultar aburrido. Además, si no hay posibilidad de solución política, vamos a distraer con otra cosa, que ya vienen por ahí las pregonadas elecciones, donde alguna alcaldía que otra puede peligrar si el aspirante utiliza el batacazo de Delphi a favor suyo. Y me alegro de que no me machaquen todos los días con lo del cambio climático. Es que no me dejan abrir el grifo tranquilamente, ni coger el coche para ir a comprar tabaco, ni comprar tabaco, ni agujerear la capa ozono como a mí me de la gana. Anda, si ahora va a resultar que no llevo razón.

De verdad que me alegro de que no se hable de estas sandeces que tanto manipulan al personal. Disfruto más estos días de noticias donde sólo se habla de la Pantoja y su tonadilla camino del juzgado. Eso sí que es una noticia. Ya la podían haber esposado antes, y así nos hubiéramos ahorrado tener que asquearnos al saber lo que gana Rajoy, o de lo que vale un café zapatero. Veréis: si la señora entra en la cárcel de la bata de cola inmobiliaria, donde hay ya más constructores y concejales que en los ayuntamientos, yo no me alegro (ni me dejo de alegrar, vamos). De lo que me alegro es de que después de mirar el mueble de los CD’s, he respirado tranquilo. No hay ninguno de Isabel Pantoja.

5 comentarios:

Coblenza dijo...

Qué gracioso, jajajajajaja.
Qué bueno, sí señó.

Me alegro de tu alegría ále con arte!

pd. La suerte que tienes con tu partenaire, que en cuánto supo lo tuyo con la Pantoja. Sacó el rapapolvo y de paso hizo el cambiazo con el de Miguel Bosé, con su Papito (Yo lo tengo y no para de escucharlo..."Neeena....alma serena..." Eso es, ahí en tu mueble de CD´s.


Besos.

Elisa dijo...

Niña, gracias por la simpatía y el guiño. Sí, en casa tenemos dos "papitos" uno el del CD que es pa' eso, o sea, pa' tenerlo todo el día puesto - si es posible con videoclip mejor,jajaja- y el otro creo que también lo conoces, es anterior a Bosé, mi loco bajito en un proceso evolutivo de su vocabulario rebautizó así a este Antifaz.

Antifaz, me encanta deslizarme por esta tu ironía, y me alegro que tus huelgas de hambre duren sólo del almuerzo a la cena y si es con postre mejor , ¿verdad?

Un besillo

Coblenza dijo...

De nada Elisa. Tu que puedes. Y qué con fina elegancia tira una del mandil, a ála a revisar cualquier atisbo de dolor de muelas por las incontinencias Malayas. (Porque la verdad, no lo hace tan mal la Pantoja ¿verdad? -qué malas que somos- shuuss).
Pero es que no hay manera así cayera,
lo que cayera hija, la Pantoja genera más morbo..(se habrá llevado el bolso de Loewe ese de 500mil pelas. Al truyo?)
Y este Antifaz me da a mí, que es un tanto delicáo, sip.

Un saludo.

Feliz fin de semana.

Kt. dijo...

Hola, buenas, buenas...
Uhmmm por aqui la Pantoja hizo sus fans en sus tiempos mozos y creo que ahora no importa cuan le recordaban por sus canciones sino cuanto la van a recordar de ahora en adelante por tal caga....!
Besos muchos!

El antifaz dijo...

Coblenza: De verdad que me alegro de ser más papito que el mismo Bosé y menos pantojo que el mismo Julián. vamos, digo yo.

Elisa: Si algún día me pongo en huelga de hambre, prepara 90 mil pa la fianza... dale al play.

Kt.: Por aquí también tiene sus fans, algunos más "fansnáticos" de la cuenta; que la defienden y todo.

Ojú que hambre que me ha dao esto. No delincáis que por mi parte no hay defensa... es broma, no?

Besos para TODAS TODAS.